.
.
.


Yong Hwa se gira y camina por el pasillo. Lo veo y entonces me atrapo a mi misma mirando su trasero. Sacudiendo mi cabeza mortificada, hago que mis ojos miren a otro lado. ¡En serio (TN)! No siendo capaz de evitarlo. Vuelvo a mirar.
Entonces como si lo sintiera, Yong se da la vuelta y me mira. — ¿Vienes?
—Sí —farfullo. Mi rostro caliente y oro para que no me vea sonrojada. Esta vez me aseguro de que mis ojos miren el suelo. Cuando estoy a su lado, él solo me mira.
— ¿Estás bien?
—Hmmmmm —murmuro—. Consigamos los cepillos. Se encoge de hombros. —Está bien.
Después que los tomamos, nos dirigimos hacia la caja. — ¿Estás segura de que no quieres que pague por esto?
— ¿Por qué estás tan firme acerca de esto? —pregunto—. ¿No tienes facturas?
—Solo me estoy asegurando. No quiero repercusiones de tu mamá. Sacudo mi cabeza.
—Tenemos dinero. Actualmente tiene un buen trabajo. Es una alcohólica funcional. Durante el día toma un poco, pero en la noche y los fines de semana, es muy diferente. Sus padres murieron antes de que yo naciera y le dejaron una herencia. Eso ha ayudado.
—Realmente siento que tengas que lidiar con eso por tu cuenta — dice Yong Hwa tranquilamente.
Mi corazón se vuelve pesado.
—Sí, yo también. Solía desear tener hermanos, pero sé que tendrían que aguantar esto también y no podría hacerle eso a nadie.
Dejamos todo en la cinta transportadora. De repente siento los brazos de Yong a mí alrededor, tira de mí contra él.
—Sé que no me conoces, y entiendo eso, y no quiero espantarte, pero estoy aquí para ti. No tienes que pasar a través de esto sola.
Levanto la mirada y sonrío. —Gracias.
Poniendo una sonrisa maliciosa en su rostro, Yong Hwa susurra—: Debería asustarte, sabes.
—Todavía estoy esperando a que me mates y me escondas como en alguna bizarra película tipo Thriller.
—Sí, y no he resuelto todavía que te voy a hacer, así que en este momento, puedes seguir viva —dice Yong entrecerrando los ojos.
Con una exclamación, grito. — ¡Genial!
Él se ríe y me empuja hacia la línea. La chica en la salida no puede apartar los ojos encima de él. Veo esto y trato de no sonreír. Yong Hwa se da cuenta. Camina hacia la cajera.
—Hola.
—Hola —responde, de forma femenina, en una especie de manera risueña. Pongo los ojos en blanco—. ¿Encontraste todo lo que necesitabas?
—Sabes, estuvimos un poco colgados en el pasillo de los anticonceptivos, pero lo resolveremos. Le doy a Yong Hwa una patada en la espinilla. Se inclina y grita—: ¡Ay!
Cruzo los brazos y sonrío.
—No hay necesidad de un método anticonceptivo cuando no puedes ponerte de pie.
Volviendo su mirada en mí, dice—: Bueno cariño, ahora no vas a necesitarlos por un tiempo.
—Boohoo—me quejo, como un gesto de que estoy llorando.
—Así que, ¿lo encontró todo, entonces? —pregunta la cajera, mirándonos.
Asiento con la cabeza.
—Sí, lo siento por él. Solo lo dejo salir fuera de la casa una vez al mes, si puede ver por qué. —Doblándose de la risa, Yong da la vuelta. Me acerco y le palmeo la espalda—. Está soltero por si estás interesada.
—Oh, cariño—interviene él—. ¿Me estás dejando?
—Sí—le contesto de forma dramática—. Me voy a mudar a mayores y mejores cosas.
Dando a la cajera su seductora sonrisa, Yong Hwa le pregunta: —¿Cómo te llamas?
La cajera lo mira como si estuviera loco y empieza a registrar los artículos. No le toma mucho tiempo terminar.
—Su total es de 85.68.
—Ahora, tienes que pagar por tus cosas. Ya no seré quien te mantenga—dice Yong, cruzando los brazos.
—Bien—suspiro—. No sé lo que haré ahora. Oh, espera, se llama una tarjeta de débito. —Tomo la tarjeta y la paso por la máquina. Me toma un segundo recordar el pin de mi madre, sin embargo. Rara vez gasto dinero en algo.
Mientras la cajera me entrega mi recibo, Yong Hwa se inclina. — ¿Estás segura de que no quieres darme tu nombre?
Empiezo a empujarlo. En cuanto a la cajera, le digo. —Lo siento, aún no ha comido.
Yong carga las bolsas y salimos por la puerta. — ¡Eres demasiado divertida! —grita.
—Para alguien que está dispuesto a cambiar mi vida y librarme de las malvadas brujas de la escuela, ¿de seguro estás listo para avergonzarme más de lo que ellas alguna vez pudieron?
—Sí, pero yo puedo hacer eso porque somos amigos. Está en los principio de la amistad —responde él.
Riendo, respondo—: ¿Hay principios de amistad?
—Sí —dice con orgullo—. Hablaremos acerca de los principios de la amistad mientras comemos la cena. Así que, ¿quieres aprender a conducir?
— ¡No en este auto, NO! Tampoco puedo conducir con cambios —le digo en serio.
Apoyado en su coche, Yong Hwa exclama.
— ¡Qué presumida! No sólo aprendes a conducir en un GTO 1967, sino que aprendes a conducir con cambios. Eso sería increíble. Si solo hubiera sido tan privilegiado.
—Estás loco—Me río—. Podemos hablar más tarde sobre cómo voy a aprender a conducir. Tengo que obtener mi licencia temporal.
—Haremos todo el lunes después de la escuela —dice Yong Hwa—. Debemos conseguir que corras a velocidad y tenerte conduciendo.
Niego con la cabeza.
—En verdad tienes un montón de planes para mí. ¿Cuándo vas a vivir tu vida? Tener esas citas de las que estabas presumiendo.
—Nunca presumí de mis citas —dice—. Por lo general, terminan mal.
Subimos al auto.
— ¿Por qué terminan mal?
—Eh, encuentro a la chica molesta, insípida o poco profunda y me aburro. Las chicas generalmente van por mí porque soy guapo y tengo un buen auto y moto. Rara vez es por mí.
—Es triste—le respondo.
Con una gran sonrisa, Yong Hwa dice—: Sí, lo sé, pero eso es lo que sucede cuando se tiene una diabólica buena apariencia.
—Oh, vaya —me quejo—. ¿A dónde vamos a comer? Saliendo del lugar de estacionamiento, Yong responde. —Un pequeño restaurante italiano. Me muero por su lasaña.
—Hago muy buena lasaña—afirmo, mirando a través de mi bolsa.
—Bueno, entonces tendrás que hacerla para mí en algún momento— dice. Cuando se da la vuelta y se desplaza, me mira—. Te ves muy linda, sabes.
Eso me hace sonreír realmente.
—Gracias. Nunca he oído eso antes en mi vida.
—Eso es muy triste —suspira Yong Hwa.
—Me lo dices a mí —murmuro.
Estirando la mano Yong enciende a todo volumen la radio y canto junto a ella. Al menos nos gusta la misma música. Lo miro y me río. Me sonríe. Tiene una sonrisa muy bonita. Mirando por la ventana, tomo una respiración profunda. Nunca he tenido tanta diversión. Sólo pido para que no me explote en la cara.
Cuando llegamos al restaurante, Yong abre la puerta para mí. —Eres todo un caballero —le digo.
—Por supuesto —responde—. Alguien fue muy estricto con mis modales.
— ¿Tus padres? —pregunto.
Parece sin embargo, que ignora mi pregunta. Él camina hacia la anfitriona y dice: —Mesa para dos, por favor.
La anfitriona toma dos menús y dice. —Síganme.
Sacudo mi cabeza, porque él solo se aleja con la anfitriona. ¿No me escuchó? Claro que sí, (TN), no necesita responder todas tus preguntas. Debbie dijo que él no hablaría de su pasado, ¿por qué lo haría contigo? Acabamos de conocernos. Estoy siendo una tonta. Con un suspiro los sigo hasta la mesa.
Nos sentamos y miro mi menú inmediatamente. El silencio es más bien incómodo. De pronto Yong Hwa baja su menú.
—No necesito mirar el menú. Sé lo que quiero. —Inclinándose hacia delante dice—: Deberías pedir el pollo Alfredo o Pesto Tortellini o el pollo parmesano. Esos son mis favoritos, o, puedes pedir la lasaña, también. ¡Es asombrosa!
— ¿Y qué si no quiero nada de eso? —pregunto sonriendo. 
Dramáticamente cruzando sus brazos, se sienta hacia atrás. —Pues bien, no me escuches.
Eso me hace reír. —Bien, voy a querer el Pesto Tortellini. 
—Buena elección —responde.
De pronto, una camarera camina hacia nosotros, y mi, oh mi Dios, es hermosa. Mis ojos se posan en Yong Hwa y tiene una enorme sonrisa en su rostro. La camarera sonríe en respuesta.
—Hola, mi nombre es Vicky. ¿Puedo traerles algo para tomar? —Bueno —Yong dice—: Me gustaría una copa de Merlot, por favor. 
— ¿Puedo ver su identificación? —pregunta.
Sacando su billetera, él dice—: Definitivamente. —Saca su licencia y se la pasa.
Mira la licencia y luego a él.
—Bueno, Yong Hwa, veo que eres mayor de edad.
—Sí—enfatiza—. Vicky. Tengo 21. ¿Luces como de 19? 
—Oh, no eres dulce—Vicky ofrece una risilla—. Tengo 23.
Ruedo mis ojos, pero por suerte, ninguno lo nota. Por supuesto, podría desaparecer y ninguno de los dos se daría cuenta. Me recuesto y veo el espectáculo.
Yong Hwa dice.
—No te había visto aquí antes.
—En realidad acabo de empezar —responde Vicky, poniendo su cabello detrás de su oreja—. ¿Vienes aquí frecuentemente?
¡Oh caramba!
—En realidad, sí. Tal vez tendré que pedirte como mi camarera desde ahora.
—Solo si tu propina es buena —Vicky ríe de nuevo.
Inclinándose hacia delante, Yong dice—: Muy buena propina.
Esa escena deja a Vicky fascinada, porque ofrece una gran sonrisa
—Suena bien para mí. —Levanto mi ceja y los miro— Déjame traer tu bebida.
¿Ahora? Frunzo el ceño. ¿En serio?
—Oh—Yong Hwa dice—: Probablemente mi amiga quiera algo. 
Vicky gira y me mira. Un poco vacilante pregunta. — ¿Qué vas a querer?
—Un té frío —respondo tranquilamente.
—Lo traeré enseguida —dice Vicky, girando para irse. Por supuesto, tiene que mirar a Yong Hwa.
Él la mira irse y da la vuelta para mirarme. Mi cara debe de parecer graciosa.
— ¿Qué? —pregunta.
—Nada —bufo—. Necesito usar el baño. Volveré enseguida. Puedes ordenar por mí.
—Está bien—dice.
Sacudo mi cabeza, tratando de ocultar una sonrisa. Es la primera vez que lo veo coqueteando tan directamente. No tengo mucha experiencia en esta área. Tan pronto como hago me dirijo hacia el baño, de repente escucho.
— ¡Oye!
Me giro hacia la voz. — ¡Oh, hola! —chillo.
—Dos veces en un día y fuera para comer otra vez —dice Min Hyuk, caminando hacia mí—. Es una sorpresa.
—Sí —respondo—, ya que nunca me has hablado antes. 
Min Hyuk mira a través de la habitación a Yong Hwa. — ¿Estás aquí con tu novio?
—Él no es mi novio —digo—. No técnicamente.
Luciendo de alguna manera sorprendido, Min Hyuk responde—: ¿En serio? ¡Oh espera! Se supone que haga esto difícil…. Creo. 
—Bueno, estamos discutiéndolo.
—Ya veo. —Min Hyuk sonríe—. Sabes, nunca hemos realmente hablado. 
—Yup, lo sé. 
Baja la mirada. —Eso probablemente es mi culpa.
Es como si una ola de confianza se apoderara de mí.
—Sí, en parte es así. Nuestros casilleros han estado uno al lado del otro por 4 años, pero hasta ahora, he tratado de estar fuera de tu camino.
— ¿Por qué?
—No lo sé —digo tranquilamente, mirando hacia otro lado. 
Cambiado su peso, Min Hyuk inclina su cabeza. —Me gusta tu cabello. Luce genial en ti. 
—Gracias, así que, ¿con quién estás aquí? —pregunto.
—Mi hermana y cuñado —responde, gesticulando detrás de mí—. Justamente iba hacia el baño.
Con una sonrisa de nervios, digo—: Yo también.
—Bueno, déjame escoltarte hasta allí. —Min Hyuk mueve sus manos hacia adelante.
Comienzo a caminar con él a mi lado. —Nunca he estado aquí antes —declaro.
—Nosotros venimos aquí cada sábado, es como una noche de hermanos. ¿Tienes hermanos o hermanas?
Tratando de no reír, digo. —No.
—Crecí deseando algunas veces ser hijo único. Mi hermana y yo nunca nos llevamos hasta que nos hicimos mayores. Mis pobres padres tenían sus manos llenas.
—Es muy genial que ustedes puedan hacer cosas así. 
Min Hyuk asiente. —Sí, es genial. Mi hermana está embarazada, así que seré tío pronto. 
—Felicidades —exclamo—. ¡Eso es grandioso! —Sí, eso creo.
Llegamos al baño, y me giro hacia Min Hyuk.
—Bueno, obviamente necesitamos tomar rumbos separados. Con una sonrisa asiente.
—Probablemente es una buena idea. De seguro puedo conseguir problemas dentro del baño de chicas.
—Solo un poco —río—. Ha sido genial verte. 
—Igualmente —responde, asintiendo.
Entro en el baño y cierro la puerta detrás de mí. Observo que no haya nadie conmigo, salto. ¡Él habló conmigo! ¡Min Hyuk acaba de hablar conmigo! ¡No puedo creerlo! ¡Es genial! Rápidamente, voy al baño. No puedo evitarlo, pero sonrío mientras lavo mis manos.
Cuando abro la puerta del baño, encuentro a Yong Hwa recostado contra la pared.
—Estarías sorprendida de saber a quién acabo de ver —dice. 
Silenciándolo digo—: Cállate.
—Está de vuelta en su mesa. No te preocupes —dice Yong agachado—. Min Hyuk no puede escucharnos.
— ¡Estoy empezando a creer que eres maligno!
Yong ríe. Pone sus brazos en mi hombro y me empuja fuera del baño.
—Así que, ¿palpitó fuerte tu corazón?
—Oh, para —chillo—. Estoy sorprendida de que supieras donde estaba. Me imaginé que tenías a Vicky en tu regazo.
Poniendo una sonrisa en su rostro, Yong Hwa dice—: Conseguiré su número luego.
— ¿Es tan fácil para ti? —pregunto. Su sonrisa se hace más grande. 
—Usualmente.
—Eres ridículo —declaro—. Quiero decir, ¿cuántas novias has tenido este año?
—Bueno —dice él, mirando hacia arriba—. ¿Quieres decir con cuántas chicas he tenido citas o cuántas novias he tenido?
Ruedo mis ojos. —Ambos.
—He tenido dos novias y probablemente he salido con…. No lo sé, ocho chicas además de eso.
Sorprendida, exclamo. — ¡Yong Hwa! 
Ríe. — ¿Qué? 
— ¿Y encuentras esto satisfactorio? 
Volvemos a la mesa y Yong se desliza en la silla. —Nunca dije eso.
—Entonces, ¿¡por qué sales con tantas chicas!? —indago, curiosa.
— ¿Por qué no? —responde, casi de forma brusca.
Agitando mi tenedor, digo. —Supongo que no hay una razón por la cual no hacerlo. 
—Yo… —empieza—. Bueno, me gusta tener alguien alrededor. 
—Entonces, ¿por qué no una novia seria? —pregunto. 
Yong Hwa me mira casi sin comprender. —No he encontrado a nadie para eso.
—Bueno, eres un chico genial, entonces no creo que sea muy difícil para ti encontrar a alguien.
Me mira y luego sonríe. —Eres dulce.
—Solo digo la verdad —respondo.
—Serás una grandiosa amiga. ¡Oh! ¡Tenemos que hablar de los principios de la amistad!
Me burlo y digo.
— ¿En serio, principios de la amistad?
—Sí —responde, descasando sus manos en la mesa—. Primero, nunca debemos mentirnos.
Asintiendo con mi cabeza, respondo. —Eso parece una buena idea.
—Segundo, se nos permite molestar al otro si está de buen ánimo, pero como el infierno que no si alguien más se mete contigo.
Una sonrisa cruza mi rostro. —Gracias, aprecio eso.
—Tercero, debes lidiar con mi constante coqueteo con chicas. Viene con el territorio.
— ¡Oh vaya! —Me quejo—. Está bien.
Con un levantamiento de ceja, Yong pregunta.
—Bueno, ¿coquetearás conmigo para satisfacer mi necesidad de coqueteo?
—Yong Hwa, no podría coquetear aunque mi vida dependiera de ello — respondo.
Frunciendo el ceño, él declara. —Necesitaremos trabajar en eso.
—Oh, está bien —respondo con sarcasmo. 
—Cuatro, ¡aprenderás a conducir en mi auto!
Ahora tenía que argumentar acerca de eso. — ¡No! Mataría a alguien o arruinaría tu bello auto.
—Te juro que lo harás bien —contesta, obviamente ignorándome—. Cinco, confiaré en ti para ser mi amiga. No he tenido una de verdad en un largo tiempo.
— ¿Por qué? —pregunto, buscando algún indicio de su pasado. Inmediatamente dice.
—Seis, no hablamos de mi pasado. El pasado de alguien es su pasado, y debe dejarse en paz.
—Está bien —suspiro lentamente.
Observando con sus bellos, pero tristes ojos, dice.
—Siete, y la más importante. Quiero que confiemos uno en el otro. No confío en las personas, pero siento que puedo confiar en ti.
—Trato. Ocho, confío en ti con mi vida personal. Lo oculto, así que necesitas ocultarlo.
Yong Hwa extiende su mano.
—Trato, esos son nuestros principios.
—Suena bien para mí —respondo, sacudiendo su mano. 
—Entonces, dime de qué estabas hablando con Min Hyuk. 
Encojo mi hombro. —Uh, mencionó nunca haber hablado conmigo antes. Le dije que era cierto. Mencionó que su hermana está embarazada y que vienen aquí todas las semanas. Fue una conversación realmente corta, Yong Hwa.
Él golpetea su barbilla con sus dedos.
—Bueno, habló acerca de su familia. Lo que es una buena señal. Min Hyuk está realmente próximo a la información familiar.
— ¿Puedes no decir su nombre, por favor? —gruño en voz baja. Rodando sus ojos, Yong dice.
—Bien. LO QUE SEA, al menos está hablando contigo. Ese es un paso en la dirección correcta.
De repente, Vicky está detrás de nosotros. Miro hacia arriba. Ella le sonríe a Yong Hwa.
—¿Cómo está tu vino ?
Él titubea un poco.
—Oh, aún no lo he probado—Levantando la copa, toma un sorbo—. Es bueno, gracias.
—Tu copa tiene nuestro mejor vino —susurra Vicky—. No se lo digas a nadie. 
—Será nuestro pequeño secreto —responde Yong Hwa, guiñándole un ojo.
La sonrisa de Vicky se hace más grande.
—Su cena estará lista pronto —dice—. Si necesitas algo, solo pregunta.
—Me aseguraré de hacerlo —responde Yong muy suave.
Con los ojos en él, Vicky camina de espalda y luego gira. Yong Hwa la observa irse.
— ¡Yong! —Siseo—. Pon tus ojos de vuelta en tu cara. 
— ¿Por qué? —ríe. 
—Eres muy obvio. 
Riendo, Yong Hwa dice. —Esa es la parte divertida. Tomo una respiración profunda.
—No puedo coquetear. Bueno, nunca he tratado de hacerlo. En realidad, nunca he estado en una situación en la que debiera coquetear —suspiro.
—Coquetea conmigo entonces —murmura, inclinándose hacia adelante. Sus ojos marrones chocolate solo me miran. Me hace sentir nerviosa—. Luces hermosa esta noche, lo sabes, ¿cierto?
Sonrojada, miro hacia otro lado. —No diría eso. Solo me veo mejor
—No —Yong Hwadice—. Eres hermosa. —Extiende su mano sobre la mesa y gentilmente pone mi cabello detrás de mi oreja. Sus dedos lentamente trazan el camino hacia mi mandíbula. Mi corazón por poco se sale de mi pecho.
— ¿Qué estás haciendo? —apenas susurro. Sonríe.
—Haciendo que te sonrojes.
—Bueno, para—chasqueo incomoda. Eso hace que ría.





Fuente; fanfic cnblue

Erika Muñoz

{picture#http://img07.deviantart.net/8612/i/2011/236/f/9/el_principito_by_momochiinwonderland-d47o291.png} Soy Erika, tengo 22 años y amo la fotografía y escribir historias. Mi libro favorito es "El Principito". Me encantan los k-dramas, así como la cultura y el idioma coreano. {facebook#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {twitter#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {google#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {pinterest#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {youtube#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {instagram#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL}

Mei Minasaki

{picture#https://68.media.tumblr.com/a4c988d93e8e705b95d301946dae8512/tumblr_ofk94o2iVN1vj7siio6_400.png} Devorando animes 24/7 :) {facebook#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {twitter#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {google#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {pinterest#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {youtube#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {instagram#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL}

Claudia Salas

{picture#http://thumbs.subefotos.com/7a8c65ed361254c39c6e6d5931d72bc3o.jpg} Peruana, estudiante de Psicología, adicta a los dramas y también a cantar y bailar, amante del Kpop y la cultura coreana + SM stan {facebook#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {twitter#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {google#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {pinterest#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {youtube#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {instagram#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL}

Mary ^_^

{picture#https://candyforears.files.wordpress.com/2010/09/c-n-blue-61.jpg} Tengo 18 años y soy colombiana, me gusta el kpop y los dramas en especial los taiwaneses, soy boice, realmente amo a cnblue, pero tambien me gusta mucho BTS, Boyfriend y Got7. Me gusta hacer nuevas amistades y gracias a el kpop he conocida muchas, y puedo decir que ha sido una de las mejores decisiones de mi vida. entre mis dramas favoritos podria destacar mi amada Eun Dong, School 2015, love now, vamos atrevete, beso travieso amor en tokio, el principe de la azotea, entre otros. {facebook#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {twitter#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {google#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {pinterest#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {youtube#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {instagram#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL}

Mitzuki Amane

{picture#http://40.media.tumblr.com/6a6f7970a8db67bdee52fadb62d402b0/tumblr_nor3z8CB4g1rcoad1o1_1280.png} ARMY. {facebook#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {twitter#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {google#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {pinterest#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {youtube#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {instagram#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL}

Diana

{picture#https://scontent.cdninstagram.com/hphotos-frc/t51.2885-15/e15/10784818_502286669908799_2131782765_n.jpg} Soñadora y adicta a los dramas. {facebook#https://www.facebook.com/dlaraallende} {twitter#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {google#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {pinterest#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {youtube#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {instagram#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL}
Imágenes del tema de merrymoonmary. Con tecnología de Blogger.