.
.
.


—Pensé mucho en ello anoche—responde Yong, casi en voz baja. Rápidamente cambia de tema
—. ¿Qué tipo de ropa te gustaría usar?

—Ése es el punto. ¡No lo sé! No quiero ser extravagante ni nada. Con un suspiro de exasperación, Yong Hwa gime con sarcasmo. —Bien, sin vestidos ajustados de cuero. Eso me hace reír.
—No, lo siento, sin nada de ropa ajustada.
—Es una pena, la ropa ajustada es sexy. —Él menea las cejas.
—No creo que pueda ser sexy, pero algo normal es suficiente. Quiero ser normal.
Yong me guiña un ojo.
—Te verás muy sexy. Confía en mí.
Ahora, mi cara tiene que haberse puesto roja. —Lo dudo.
De repente, la camarera se acerca. Deja la cerveza de Yong Hwa y mi bebida.
— ¿Qué les sirvo?
—Oh—replico—. Ni siquiera he visto el menú.
—Está bien —exclama Yong—. ¿Comes carne? —asiento. Se vuelve hacia la camarera—. Denos dos números tres.
La camarera sonríe y dice.
—Pediré la orden. 
Inclinándome, pregunto.
— ¿Qué nos acabas de pedir?
— ¡Te va a encantar! Confía en mí. Entonces, háblame de ti. No me tienes que mostrar tu arte, pero tiene que haber otras cosas.
Me muerdo el labio. ¿Realmente haré esto? Nunca lo he hecho antes. Tomando una respiración profunda, meto la mano en mi mochila y saco mi cuaderno de bocetos. Los pongo encima de la mesa.
—Puedes verlos— ¿En serio? Cierro los ojos y digo—.Tómalo antes de que me acobarde.
Arrebata el libro de mi mano. Yong Hwa lo pone encima de la mesa y abre la cubierta. Creo que vomitaré sobre la mesa, mi estómago está hecho nudos.
— (TN) —susurra—. Estos son increíbles.
— ¿En serio? —pregunto vacilante—. ¿No sólo lo estás diciendo?
— ¡No! —Exclama en voz baja—. Tienes que ir a una escuela de arte. Son increíbles. Mira los detalles. Capturas a las personas. Quiero decir, es como si los vieras, sus personalidades. —Lo veo pasar lentamente las páginas—. Bien, ¡ahora este es el mejor!
Me echo a reír.
—Sí, estaba un poco agitada.
—Pero hiciste la guillotina perfectamente —se ríe Yong—. La expresión en la cara de Sonya es también bastante exacta. —De repente, voltea la última página. ¡Oh no! Salto sobre la mesa y cierro el libro. Él sólo se ríe. Da un tirón al libro desde debajo de mis manos.
—Ahora, ahora, ahora, tienes que dejar que me vea a mí mismo.
—No, por favor, apenas lo hice anoche. Por favor, oh, esto es tan vergonzoso.
Abre el libro de nuevo y mira mi bosquejo de él.
—Me haces ver mucho mejor de lo que realmente soy 
—Yong Hwa eres hermoso. No actúes como si no lo supieras —espeto alegremente.
Como única respuesta a lo que dije levanta las cejas. — ¿Puedo quedarme con éste? 
— ¿Qué? ¿Por qué querrías eso?
—Porque tú lo dibujaste, y es genial—responde Yong. ¿Realmente lo quiere? 
—Claro, puedes quedártelo.
— ¿Estás segura? Siempre puedes enmarcarlo y ponerlo en tu habitación y contemplarlo todas las noches cuando te vayas a dormir — Estallo en risas. Él tiene una sorprendida expresión en su rostro—. No es divertido.
—Oh, pobrecito, apuesto a que ya tienes chicas suspirando por ti. No necesitas otra.
Dándome una sonrisa torcida, Yong Hwa dice. —Nunca puedes tener demasiadas fanáticas.
—Oh, Dios —gimo, mirando hacia otro lado.
De repente, se abre la puerta. Me doy la vuelta para mirar. Mi corazón se cae. Rápidamente me doy la vuelta y miro por la ventana. En serio, ¿por qué siempre me pasa esto a mí? Puedo ver a Yong Hwa mirándome. Mira a la gente que acaba de entrar y luego a mí.
— ¿No es ese el chico de ayer? —pregunta. 
—Sí —siseo en voz baja—. Su nombre es Min Hyuk.
— ¿Por qué estamos susurrando? —pregunta Yong, inclinándose hacia adelante.
—Porque —le respondo con dureza—. No quiero que se dé cuenta de que estoy aquí.
Yong Hwa tiene una mirada atónita en su rostro. De repente, sus ojos se centran en mí.
—Te gusta, ¿verdad?
— ¡Cállate! —exclamo. Bueno, eso puede haber sido demasiado fuerte, porque Min Hyuk nos mira. Oh, voy a morir ahora.
Tratando de no reír, Yong dice en voz baja.
—Sólo actúa normal, o harás que sea muy evidente.
—Eso es más fácil decirlo que hacerlo—replico—. No puedo funcionar cuando está alrededor.
Levantándose, Yong se desliza en la cabina al lado mío. Me muevo. —Aquí, de esta forma ni siquiera tendrás que verlo.
—Gracias—suspiro.
— ¿Por qué no hablas con él? —pregunta Yong Hwa. Con un gemido, contesto.
—Lo he hecho. Él no suele responder.
—Bueno, eso es algo estúpido para hacer, ¿y te gusta este tipo? 
Puedo sentir el calor subir a mi cara.
—Sí, no me preguntes por qué, pero lo hago.
—Tenemos una nueva meta, entonces. — Yong Hwa sonríe. Se inclina hacia atrás y pone su brazo alrededor de mí.
— ¿Qué estás haciendo? 
Él sonríe. 
—Haciendo que se fije en ti. 
—No quiero eso —me quejo.
Inclinándose dice.
—Sí, lo quieres. Confía en mí en esto.
En contra de mi mejor juicio, dejo que mis ojos deambulen sobre Min Hyuk. Está mirando hacia nosotros. Rápidamente miro hacia otro lado.
—Tienes que relajarte. —Yong se ríe.
— ¡Cállate! —Yong Hwa se acerca a la mesa y agarra mi cuaderno de bocetos—. Por favor, deja eso—le espeto.
— ¿En serio? ¿Los verá a través de todo el restaurante? R-E-L-Á-J-A-T-E. —Abre el bloc de dibujos al principio—. Eres genial con los retratos. Me gustaría tener tu talento. No tengo ningún talento artístico. Puedo desmantelar una motocicleta y juntarla de nuevo, pero no puedo dibujar una persona de palo.
Desviándome, digo.
—No es tan difícil para mí. Empecé a dibujar cuando era más joven para escapar de mi vida. Ya sabes, haciendo mundos a donde las cosas estaban bien. Mi maestro en la secundaria vio que tenía talento. Iba donde él después de la escuela y me ayudaba, y me daba consejos.
—Tienes que ir a una escuela de arte—me insta Yong—. En serio, podrías obtener una beca.
—Eso es lo que mi actual profesor de arte sigue diciendo —suspiro—. Incluso me dio las solicitudes, pero no puedo pensar en la universidad.
Sacudiendo la cabeza, él pregunta. — ¿Por qué?
—Mi vida no me conduce a la universidad. Planeo ir, pero no ahora. 
Con sus ojos mirando directamente hacia mí, Yong dice.
—No dejes que nada se interponga en tu camino. Ve por ello. Sólo tienes una vida, necesitas vivirla.
—Ése es un tema particular para ti, ¿no? —le pregunto.
La camarera aparece de repente, y Yong Hwa parece ignorarme. — ¡Esto es genial! —grita. Miro mi plato y luego a él. — Yong, podríamos haber compartido un plato.
—Habla por ti —dice, agarrando sus cubiertos—. Puedo comer todo esto fácilmente.
—Yo vomitaría —le respondo.
— ¿Necesitan algo más? —pregunta la camarera.
Yong Hwa sonríe.
—Es su cumpleaños. Por favor, traiga su torta N°1
Sonriendo, la camarera asiente y se aleja. Miro a Yong. — ¿Qué dijiste?
—Nada —responde, tomando un bocado de comida.
—No sabía que hablaras español —le digo, mientras desenvuelvo mis cubiertos.
Con un bufido, Yong Hwa se ríe.
—No sabemos mucho acerca del otro todavía.
—Es cierto—Como algo de mi comida—. Oh, Dios mío—exclamo—. Esto es tan bueno.
—Te lo dije.
Felizmente como mi comida. Esto es divertido. No he tenido diversión en un largo, largo tiempo, no con alguien más. Yong sigue mirándome por el rabillo del ojo. Finalmente, me río.
— ¿Qué?
—Nada—replica—. Estoy contento de verte pasar un buen rato. Esto es por tu cumpleaños, después de todo.
Poniendo mi tenedor en el plato, le digo. —Gracias, realmente aprecio esto.
—Oh, podrías no apreciarlo en unos cinco segundos. 
— ¿Qué, por qué? —espeto.
De repente, hay una guitarra sonando y gente cantando. ¡NO! ¡NO! ¡NO! El grupo de empleados del restaurante viene y empieza a hacerme una serenata. Le pego a Yong Hwa tan duro como puedo en el brazo. Eso sólo lo envía a la histeria. Pongo mi cara en mis manos. Me quiero morir, por favor, sólo déjenme morir. Continúan por un tiempo, y entonces finalmente terminan. La camarera deja un gran pedazo de pastel en la mesa. Está iluminado sólo con una vela.
—Pide un deseo —susurra Yong.
Mis ojos van hacia Min Hyuk. Está aplaudiendo con todos los demás. Cerrando los ojos, apago la vela. Bien, quería celebrar mi cumpleaños, ¿verdad?
Terminamos de comer, lo que implica que Yong se comió toda su comida, después algo de mi comida y luego alrededor del 99% del pastel. Lo miro.
— ¿Cómo demonios puedes comer todo eso, y no estar gordo? 
—Corro todas las noches—responde.
—Creo que me caería de cara, si saliera a correr—afirmo como un hecho.
Poniendo los ojos en blanco, Yong Hwa dice.
—No lo creo. Vamos, deberíamos llevarte a casa. 
—Sí, en realidad tengo tarea que hacer. 
Con un gran suspiro Yong Hwa dice. —NO extraño la tarea.
—Solo obtengo A y quiero seguir así—le respondo, mientras lo sigo fuera de la cabina.
Yong Hwa se acerca, agarra mi mochila y el casco de la motocicleta. Desliza el casco en mi cabeza.
—Bueno, entonces, vamos a llevarte a casa.
Me río, y me pongo la mochila. Él toma su casco. Dejo que mi mirada deambule hacia Min Hyuk. Me ve mirándolo. Min Hyuk me da un pequeño saludo. Mientras mis ojos se vuelven enormes, Yong Hwa desliza la visera de mi casco. Torpemente le devuelvo el saludo. Para alejarme, Yong desliza su brazo alrededor de mí y me lleva afuera.
Cuando salimos, deslizo la visera hacia arriba y exclamo. — ¡Me saludó!
—Sí—dice Yong, subiéndose en la motocicleta—. Realmente te prestó atención. Yuppii.
—Hey—le espeto, subiéndome detrás de él—. Eso es mucho. Dándose la vuelta para mirarme, Yong Hwa dice.
—Cuando tenga una conversación normal contigo, entonces puedes estar feliz.
—Ahora, eso sería increíble—me río. Yong sólo pone los ojos en blanco. —Vamos a llevarte a casa.
Se detiene en mi casa y veo el auto de mi mamá estacionado en la calzada. Salto y prácticamente grito.
—Tienes que irte ahora.
—De verdad te preocupa que te vea en la casa, ¿cierto?
—Nadie debe ver mi vida en casa —respondo—. No quiero que vean mi vida en casa.
Sentándose más derecho, Yong dice. —No me va a asustar.
—Por favor, sólo vete, antes de que esté en problemas. —Le entrego el casco.
Él levanta su mano.
—Está bien por ahora. Te recogeré el sábado. Digamos al mediodía, ¿está bien?
—Sí, suena bien—le respondo. Señalando a la casa, le digo—. Debería entrar.
—Está bien, buenas noches chica. Nos vemos este fin de semana.
—Suena bien —le digo, sonriendo.
Me guiña un ojo y luego da la vuelta en su motocicleta, bajando por la calle. Lo veo irse. Ni siquiera pienso en mi madre cuando entro en la casa. Me voy directo a mi habitación. Empujo el casco en mi armario, sé que mi mamá no lo va a ver allí. Después de unos minutos, me arrastro abajo, esperando que los gritos comiencen.
Encuentro a mi mamá en la cocina.
— ¿Dónde has estado? —pregunta, en voz baja. 
—Fui a cenar con un amigo —le respondo. Se da la vuelta y me mira con ojos tristes. 
— ¿Un amigo? Eso es bueno.
Oh chico, estamos lúcidas y tristes esta noche. Es en momentos como estos que me siento mal por ella. Me siento.
— ¿Estás bien mamá?
—Sólo tengo una mala noche, me voy a la cama ahora. Te veré mañana.
—Sí, tomaré el autobús e iré al supermercado después de la escuela. Me mira.
—Está bien, gracias.
—No hay problema —susurro, mientras se pone de pie para marcharse—. Que duermas bien.
Mi mamá asiente. La veo irse y suspiro. Mi vida es un desastre.
No puedo dejar de sonreír todo el día. Decir que estoy deseando que llegue el fin de semana es un eufemismo. Agarrando mis libros, me preparo para justo cuando acabe la clase de arte. Me toma un tiempo llegar al autobús, y luego a la tienda y de regreso a casa de nuevo. Cierro de golpe la puerta de mi casillero y salto un poco. Min Hyuk está de pie allí, mirándome.
—Hola —digo lentamente.
—Hola, tu nombre es (TN), ¿verdad? 
—Sí—le respondo en estado de shock. La comisura de su boca se retuerce. 
—Sólo pensé en desearte feliz cumpleaños. 
—Gracias.
—Entonces, ese chico... —comienza. De repente, una voz grita.
— ¡Min Hyuk! —Cierro los ojos en señal de derrota. Sonya se acerca y pone su mano en su hombro—. ¿Qué estás haciendo?
Con una mirada perpleja, responde. —Hablando con ummm... (TN).
Los ojos de Sonya giran hacia mí. Para ahorrarme un poco de dignidad, murmuro—: Adiós. —Y me alejo. En serio, esa chica está crispando mi último nervio. Sólo tengo que superar la clase de arte. Terminaremos nuestros cuadros y luego estaré libre de mi prisión por un par de días.
Para evitar otro encuentro con mi endemoniada torturadora, agarro mi pintura y suministros de arte antes de siquiera sentarme. Cuando llego a mi asiento, extiendo todo sobre la mesa. Mis ojos miran hacia abajo a mi pintura. Está bien, sólo una simple escena de un lago. Soy grandiosa dibujando, pero sólo medio buena en pintura.
De repente, la sombra delatora pasa sobre mi escritorio de nuevo.
—Entonces, Min Hyuk me dijo que era tu cumpleaños y que te cantaron anoche.
—Sí—contesto, sin siquiera mirarla.
Inclinándose hacia delante en el frente de la mesa, Sonya se ríe. —Qué linda, ¿tienes cinco años?
—Todo eso lo hizo Yong Hwa. Fue su idea.
Golpetea su barbilla y sigue—: Yong Hwa, Yong Hwa, Yong Hwa, oh, tu novio por pago.
—Debo ser rica, porque paso muchas horas con él—replico, pintando una línea en la página.
Suena la campana y el profesor me salva al comenzar la clase inmediatamente. Sonya se ve obligada a sentarse. Bueno, al menos tengo un tiempo para terminar este proyecto.
Después de que mi profesor deja de hablar, todo el mundo comienza a trabajar en sus pinturas también. Afortunadamente, Sonya es una artista horrible y tiene mucho que terminar en la suya.
Después de veinte minutos de clase, hay un golpe en la puerta. Cada uno por supuesto mira hacia arriba. El profesor se acerca a responderla. Hay un tipo parado en el pasillo. Cuando miro detenidamente, veo que es un hombre que sostiene un ramo de flores, rosas para ser exacta. Camina hacia delante y se las entrega a mi profesor. Mira la tarjeta.
— (TN)..., ummm... tienes flores aquí para ti.
Hay murmullos instantáneos en el aula. Oh no, Yong Hwa, te voy a matar. A regañadientes camino hasta el frente del salón. Mi profesor me las da, un poco con los ojos abiertos.
—Gracias —le susurro.
Mientras regreso a mi puesto, tengo que sonreír. Son unas hermosas rosas rojas y huelen fantástico. Tratando de no sonreír demasiado, me vuelvo a sentar. Hay una tarjeta y la saco. Juego con ella un tiempo. Cuando levanto la vista todo el mundo está mirándome. Extraño. Finalmente me aparto de todo el mundo y abro la tarjeta. Antes de que pueda leerla, es arrancada de mi mano.
— ¡Sonya! —Grito—: ¡Devuélvemela! Pero es demasiado tarde, ya la abrió.
— (TN) —empieza con fuerza—. La pasé muy bien anoche y no puedo esperar para verte el sábado. Espero que esto ayude con la... guillotina. Guillotina... ¿Qué diablos es una guillotina?
—Algo que de verdad necesitas verificar —grita alguien.
Con una mirada de disgusto, me mira embobada. Agarro la parte posterior de la tarjeta y digo:
—Me quedaré con esto, muchas gracias. —Sonya sólo sigue mirándome—. ¿Qué? —suelto—. ¿Nunca te enviaron flores a la escuela antes?





Fuente: Fanfic Cnblue 

Erika Muñoz

{picture#http://img07.deviantart.net/8612/i/2011/236/f/9/el_principito_by_momochiinwonderland-d47o291.png} Soy Erika, tengo 22 años y amo la fotografía y escribir historias. Mi libro favorito es "El Principito". Me encantan los k-dramas, así como la cultura y el idioma coreano. {facebook#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {twitter#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {google#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {pinterest#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {youtube#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {instagram#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL}

Mei Minasaki

{picture#https://68.media.tumblr.com/a4c988d93e8e705b95d301946dae8512/tumblr_ofk94o2iVN1vj7siio6_400.png} Devorando animes 24/7 :) {facebook#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {twitter#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {google#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {pinterest#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {youtube#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {instagram#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL}

Claudia Salas

{picture#http://thumbs.subefotos.com/7a8c65ed361254c39c6e6d5931d72bc3o.jpg} Peruana, estudiante de Psicología, adicta a los dramas y también a cantar y bailar, amante del Kpop y la cultura coreana + SM stan {facebook#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {twitter#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {google#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {pinterest#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {youtube#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {instagram#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL}

Mary ^_^

{picture#https://candyforears.files.wordpress.com/2010/09/c-n-blue-61.jpg} Tengo 18 años y soy colombiana, me gusta el kpop y los dramas en especial los taiwaneses, soy boice, realmente amo a cnblue, pero tambien me gusta mucho BTS, Boyfriend y Got7. Me gusta hacer nuevas amistades y gracias a el kpop he conocida muchas, y puedo decir que ha sido una de las mejores decisiones de mi vida. entre mis dramas favoritos podria destacar mi amada Eun Dong, School 2015, love now, vamos atrevete, beso travieso amor en tokio, el principe de la azotea, entre otros. {facebook#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {twitter#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {google#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {pinterest#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {youtube#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {instagram#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL}

Mitzuki Amane

{picture#http://40.media.tumblr.com/6a6f7970a8db67bdee52fadb62d402b0/tumblr_nor3z8CB4g1rcoad1o1_1280.png} ARMY. {facebook#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {twitter#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {google#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {pinterest#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {youtube#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {instagram#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL}

Diana

{picture#https://scontent.cdninstagram.com/hphotos-frc/t51.2885-15/e15/10784818_502286669908799_2131782765_n.jpg} Soñadora y adicta a los dramas. {facebook#https://www.facebook.com/dlaraallende} {twitter#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {google#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {pinterest#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {youtube#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {instagram#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL}
Imágenes del tema de merrymoonmary. Con tecnología de Blogger.