.
.
.


Al día siguiente en la escuela me siento ligeramente incómoda. Todo mundo se queda mirándome. Me doy cuenta de que luzco diferente pero no pensé que me convertiría en un espectáculo. No he visto a Min Hyuk en todo el día pero ni siquiera me había dado cuenta hasta ahora. En lo único que he estado pensando es en mi fin de semana con Yong Hwa. Nunca me había divertido tanto. Es grandioso tener finalmente un amigo de verdad. Sé que es mi amigo y quisiera que fuera cierto para él también.
Entro al salón de arte imbuida dentro de mi pequeño mundo y me siento. Todo mundo sigue hablando porque la clase no ha comenzado aún, así que saco mi libro de bosquejos. Comienzo a dibujar de nuevo las azucenas preguntándome qué es lo que hay detrás de ellas.
¿Qué significan para él? ¿Qué pasó en su pasado que tiene que esconderlo tan bien?
—Oh, Dios mío —escucho—. ¿Qué te hiciste en el cabello? Gimiendo me agarro la cabeza.
—Me lo arreglé. ¿Le pasa algo? —gruño.
—No. ¡Es grandioso! ¿Quién te lo hizo?
Subo la mirada. Veo a Jessica y a Daniela paradas frente a mi escritorio. Sonya no se ve por ningún lado.
—Me lo hice en el salón de la Quinta Avenida. No recuerdo el nombre.
— ¡¿Salón Sharique?! —Jadea Jessica—. Yo también quisiera ir pero es caro.
Grandioso. Ugh. Yong Hwa. Sabía que tenía que haber ayudado a pagarlo.
—Bueno, me lo cortó Debbie —contesto.
— ¡Es asombroso! Definitivamente hace una gran diferencia. ¿Qué te hizo cortártelo? —pregunta Daniella.
Elevando una ceja, respondo—: ¿Y a ti que te importa?
Se encoge los hombros incómodamente. —Solo curiosidad, creo.
—Tengo mis razones. Pero al parecer he llamado un montón la atención.
—Es porque se ve muy bien —dijo Jessica—. Tendré que rogarle a mi mamá que me lleve con tu estilista.
Eso me hace querer reír, pero me contengo.
—Debbie es buena. Debería haber tomado una de sus tarjetas de presentación. La próxima vez te traeré una.
—Gracias —Jessica suelta una risita.
—Y —suspiro— ¿dónde está su alteza hoy?
— ¿Quién? —dice Daniella con una apariencia ligeramente confundida, que por cierto le sienta bien.
—Sonya, ¿de quién más podría estar hablando? —gimo con sarcasmo.
Daniella contestó mirando a Jessica.
—Faltará a la escuela por unos días. —Jessica comienza a reírse tontamente. Daniela está obviamente tratando de no reír. Las miro un poco desconcertada. Daniella me mira.
—Ella, um, fue a que le arreglaran el tabique desviado.
— ¿Se operó la nariz? —jadeo.
—Shhhh —Jessica me calla mientras se ríe—. No, le van a arreglar el tabique desviado.
Eso me hace saltar con un ataque de risa.
—Oh ¡sí que es grandioso! No puedo esperar para ver la reacción de la gente.
—No le puedes decir a nadie. ¡Ni siquiera deberíamos de habértelo dicho a ti!
—A la única persona que a la que podría decirle es a Yong Hwa— replico.
Jessica pone una gran sonrisa en su cara. —Él es hermoso. Oh Dios, tan yummy.
—Si —replico—. También es un gran tipo.
Daniella ríe nerviosa.
—Sonya siente un gran enamoramiento por tu Yong Hwa.
— ¡Ni siquiera lo conoce! Solo lo ha visto un par de veces.
—Creo que es por lo guapo que está, y tú lo lanzaste a las flores — dice Daniella—. Él tiene toda su atención. Entonces ¿ustedes dos tienen algo?
¿Qué digo a eso?
—Pasé el fin de semana con él y me recogerá a la salida.
— ¡Eres tan suertuda! —chilla Jessica.
Repentinamente suena la campana. Daniela regresa a su asiento. —Bueno, tu cabello luce bien.
—Gracias —contesto de alguna manera en shock. Esas dos nunca me habían hablado y ahora habían sido bastante agradables conmigo. Es muy raro.
Mi maestro de arte camina al frente del salón.
—Muy bien, vamos a comenzar nuestro proyecto del semestre. Todos necesitan traer una foto de alguien que quieran usar como inspiración. Puede ser cualquiera, pero la foto necesita ser apropiada. Esos trabajos serán mostrados en la exposición de arte de la escuela en el baile de invierno. Pueden seleccionar cualquier forma de arte que deseen, pintura, escultura. Cualquier especialidad. Hoy vamos a hablar de algunas pistas que les ayudarán en su proyecto. También les mostraré algunos trabajos anteriores de los estudiantes.
Me muerdo el labio. La única persona que podría bosquejar es a Yong Hwa, pero ¿le parecería raro? No lo sé. El resto de la clase pasa rápidamente porque la mayor parte de lo que dice ya lo sé, así que bosquejo en lugar de poner atención.
Cuando la clase termina, salgo de la escuela. El clima es cálido de nuevo pero se puede sentir la brisa fresca que significa que el otoño va a comenzar. Llego a la calle y no veo a Yong. Hmm, puedo caminar a casa. Tal vez surgió algo. Dando la vuelta, comienzo a caminar.
— ¡(TN), espera! —escucho que gritan. Me vuelvo y veo a Min Hyuk trotando hacia mí.
—Ah, hola —digo tímidamente.
— ¿Hacia dónde te diriges? —pregunta.
—A casa —contesto.
— ¿Y eso dónde sería? —me dice sonriendo.
—Vivo en Harmony. No es tan lejos.
—Yo vivo en Jackson —se ríe—, ¿puedo acompañarte?
—Claro —contesto en shock—. ¿No tienes normalmente un auto?
—Sí, pero mi hermana lo necesitaba hoy y no quiso recogerme. Hormonas de embarazada, creo.
Eso me hace reír.
—De acuerdo. Vámonos. —Comenzamos a caminar y le pregunto nerviosa—: ¿Cómo estuvo tu fin de semana?
—Bien, ¿qué tal el tuyo? —responde.
—Grandioso, Yong Hwa y yo hicimos un montón de cosas.
Mirándome, Min Hyuk dice—: ¿Ustedes dos hacen todo juntos? Me refiero a que siempre te veo con él.
—No —replico—. Creo que simplemente lo has notado últimamente. No te ofendas pero yo no estaba antes en tu radar.
Por un momento hubo un incómodo silencio.
—Siento mucho haber sido un idiota contigo todos estos años. Eres realmente agradable. No sé por qué no te había hablado.
—Porque estás en una liga diferente a la mía. —Oh Dios mío ¿realmente acabo de decir eso? ¡(TN)!
Min Hyuk voltea la cabeza y me observa.
— ¿A qué te refieres con que estoy en una liga diferente a la tuya?
—Bueno —digo lentamente—, tú estás con la gente popular y a todo el mundo le gustas. Yo soy anodina, tranquila y bastante tonta. Eso normalmente no encaja bien en la sociedad.
—Guau, me haces sonar superficial —murmura Min Hyuk.
— ¡No! ¡No! ¡No! —Grito—. Eso no es lo que quiero decir. Me refiero a… ¿cómo decirlo?… yo… no sé, yo solo soy yo y no parezco importarle a la gente en realidad. No tengo muchos amigos y me he mantenido apartada todos estos años. Nadie me ha notado, pero tampoco me he esforzado para que lo hicieran.
Min Hyuk sonríe con satisfacción.
—Ahora la gente te nota. Hoy tu cabello ha sido el tema.
Me cubro la cara. — ¡Oh! no digas eso. ¿Todo mundo se está burlando de mí?
—No, para nada —me asegura—. Les gusta. Muchas chicas están hablando de lo genial que se te ve.
—Eso es embarazoso —gimo. Me mira con incredulidad.
— ¿Por qué sería embarazoso?
—No estoy acostumbrada a la atención de la gente. Siempre tengo miedo de que vaya a explotarme en la cara. La única atención que obtengo… bueno, no siempre es agradable.
Eso hace que Min Hyuk frunza el ceño.
— ¿Alguien se está metiendo contigo?
—Sí —le contesto con mofa—, pero no voy a caer en eso.
—Bueno, si tienes algún problema házmelo saber —contesta.
Me quedo impactada. —Gracias.
De repente oigo el familiar rugido de una motocicleta. Ambos miramos hacia el lado. Yong Hwa se detiene y estaciona la moto. Se saca el casco.
—Siento llegar tarde. Tuve que ir a casa a bañarme. Estaba bastante sucio, aunque por supuesto que te gusto sucio.
Una malvada sonrisa cruza su cara.
— ¡Yong Hwa! —siseo. Y volviéndome a Min Hyuk suspiro—. No tiene remedio. Lo siento.
—No hay problema —me sonríe en respuesta—. Bueno, si alguna vez necesitas un aventón a tu casa házmelo saber. Con suerte mi hermana me regresará el auto.
Me sonrojo. —Gracias.
Min Hyuk me despide con un pequeño movimiento de la mano y dice—: Adiós.
— ¡Adiós! —respondo mientras se aleja. Volviéndome hacia Yong Hwa lo miro con furia. — ¿Es en serio? ¿Tenías que hacer ese comentario?
—Por supuesto que sí —responde, con un gran guiño—. Sube. Tenemos que llegar al DMV antes de que cierren.
—Ya te dije que no quiero aprender en tu auto —enfatizo con dureza. Yong rueda los ojos.
—De todas maneras sube a la moto.
Desabrocho el casco que tiene atado en la parte trasera de la moto y me lo pongo.
—Eres un mandón. —Sí, lo soy. Sacudiendo la cabeza me monto.
La oficina de tránsito no está tan llena así que no nos toma mucho llegar al frente. La señora me da el examen y voy a sentarme. Yong Hwa comienza a hablar con una chica que está llenando unos papeles. Guau, qué sorpresa.
El examen no me lleva mucho tiempo. Leí y re-leí el manual como cien veces y por supuesto obtengo una puntuación perfecta. Sonrío ampliamente cuando la señora me entrega mi permiso temporal. Dando la vuelta miro a Yong Hwa.
—Lo hice.
—Sí, lo hiciste —contesta—. Ahora necesitas estudiar este manual.
Agarrando el folleto, bajo la mirada hacia él. — ¡Oh no, no, no! ¡NUNCA!
—No es tan difícil manejar una motocicleta —me asegura Yong Hwa.
— ¿Estás loco? —Grito—. No puedes hablar en serio.
Él toma mi mano. —Solo conserva el manual. La motocicleta será otro día. Primero necesitamos enseñarte a manejar con palanca de cambio.
—No hoy —declaro—. Tengo tarea por hacer.
—Está bien, de todas maneras esta noche tengo planes. Solo quería asegurarme de que tuvieras el permiso.
— ¿Cuáles son tus planes para esta noche? —le pregunto mientras salimos.
Yong chasquea la lengua y dice—: Tengo una cita con esa chica, Vicky.
—Guau —tartamudeo—. Eso es bueno.
Mi pecho se aprieta un poco no sé por qué. Sé que tiene una vida aparte de mí. Por supuesto que tiene una vida aparte. Solo porque es mi único amigo no significa que él no tenga otros.
—Bueno, apuesto que lo pasarás bien. Se ve agradable.
—Ya veremos —responde—. No he tenido una buena cita en mucho tiempo. Parece que no encajo con algunas de esas chicas.
Yong Hwa sube a la moto. Lo miro pensativa.
—Encontrarás a alguien con quien congenies. Solo date tiempo. Sucederá algún día.
—Seguro, eso espero —suspira Yong—. De otra manera tendré una vida solitaria.
En todo en lo que puedo pensar es en que yo ya tengo una vida solitaria. Sacudiendo la cabeza subo a la moto y Yong Hwa me lleva a casa.
—Comenzaremos el jueves —dice sonriendo.
—Ah sí —digo sarcásticamente.
—Hey, si quieres obtener tu licencia necesitas aprender a manejar — me responde Yong.
—Ya sé. —Gimiendo abrocho el caso en su moto y le digo—: Diviértete en tu cita esta noche.
—Planeo hacerlo… con suerte.
—Es bonita —le digo casi forzando una sonrisa.
—Pero eso no lo es todo. Ya veremos cómo va. Te recojo aquí el jueves a las cinco ¿está bien? —dice él con un guiño.
—Sí, sí, sí —me rio—. Que tengas una buena noche.
—Tú también.
Después de entrar en casa suelto un profundo respiro. No debería sentirme de esta manera. ¿Por qué me siento así? Es Yong Hwa.
Yong tiene citas. Sé eso. Tal vez solo estoy celosa de que tenga una cita. Sí… eso es. Min Hyuk me habló hoy, eso es algo por lo que debería sentirme bien. ¡También obtuve mi permiso temporal! ¡Arriba yo!

Al día siguiente me siento en la clase de arte tratando de decidir qué hacer. Mi maestro se acerca.
— ¿Dónde está tu foto (TN)? —me pregunta.
Tocándome la cabeza contesto.
—Aquí.
—Bueno, normalmente habría tenido un problema si alguien no trajera su tarea completa, pero conozco tu nivel de habilidad. Creo que lo harás bien.
— ¿Puedo hacerle una pregunta? —inquiero. El maestro asiente.
—Por supuesto.
— ¿Qué se necesita para entrar a una de las escuelas de arte de San Luis?
Una sonrisa se desparrama por su cara.
—Estaba esperando que preguntaras. Tengo algunos folletos para ti.
— ¿Los tiene? —jadeo.
—Sí, tienes talento y ni siquiera creo que nos hayas mostrado tu mayor potencial. Utiliza este proyecto. Úsalo para demostrar de qué estás hecha. Las escuelas de arte querrán ver tus mejores trabajos.
—Está bien —tartamudeo asombrada—, haré mi mejor esfuerzo.
— ¿Qué es lo que vas a hacer? —pregunta.
—Creo que voy a hacer mi dibujo a carboncillo. Es mi favorito.
Mi maestro sonríe ampliamente. —Suena grandioso.
—Mejor me pongo a trabajar —digo levantándome para agarrar un lienzo.
Cuando me siento de nuevo, solamente puedo ver el espacio vacío. ¿Cómo voy a dibujarlo? Quiero decir, ¿cuál sería la mejor manera? Ladeo la cabeza hacia un lado y luego hacia el otro y entonces comienzo.
El miércoles y el jueves pasan volando. Estoy contenta de que Min Hyuk me salude cada vez que me ve. Sonya sigue sin ir a la escuela y eso hace todo más fácil.
Por supuesto siento que ahora me importa menos.
El jueves después de la escuela me encuentro a Yong Hwa sentado frente al volante de su auto. Un montón de tipos están parados alrededor. Yong los ignora moviendo la cabeza al ritmo de su música. Camino hacia él y me agacho para asomarme por la ventana.
—Hey, semental ¿Me podrías dar un aventón?
Yong Hwa se echa a reír. —No lo sé dulzura. ¿Qué me ofreces a cambio?
—Absolutamente nada —digo con una sonrisa. Finge pensarlo un rato.
—Está bien —gruñe.
Abro la puerta y salto dentro. Yong se inclina y me besa en la mejilla.
—Hola cariño.
—Hola —le contesto sorprendida con la guardia baja.
— ¿Estás lista? —pregunta con una sonrisa traviesa.
—Sigo sin querer hacer esto —declaro seriamente.
—Que mal —me dice encendiendo el auto.
—Pensé que ibas a recogerme a las cinco.
— ¿Estás decepcionada de que te haya recogido antes? —pregunta.
Eso me hace sonreír nerviosa. —No.
—Bien —Nos lleva a un gran estacionamiento vacío—. ¡Sal! — exclama con demasiado entusiasmo. De mala gana hago lo que dice. Cambiamos de lugar y todo lo que hago es sentarme y verlo directamente.
Yong Hwa sonríe más ampliamente aún.
—Bien, ahí hay tres pedales. A partir de la izquierda van: el clutch, después el freno y después el acelerador. Para encender el auto necesitas presionar el clutch y el freno.
—No quiero hacer esto.
—Pisa… el… clutch y el freno —enfatiza.
Con el ceño fruncido, presiono los dos pedales. — ¿Ahora qué? —pregunto. —Enciende el auto.
Cuando logro encender el auto instantáneamente levanto los pies de los pedales y se apaga.
—Upss —murmuro.
—Está bien. Sé que hay un montón de potencia detrás de este carro. Al principio va a intimidarte, pero no importa. Estamos en un estacionamiento vacío. Simplemente puedes soltar los pedales aplastar el freno y el carro se apagará. Lo que lo hará detenerse.
—Es bueno saberlo —contesto. Haciendo gestos Yong continúa.
—Enciende el auto de nuevo —lo hago—. Ahora pon la mano en la palanca de cambios —también lo hago y pone la mano encima de la mía—, primera, segunda, tercera, cuarta. Comienzas en primera, entonces cambias a segunda y así.
Tomo una respiración profunda y asiento.
—Bien —me dice lentamente—, ahora vamos a quitar el freno de emergencia.
Se acerca y baja el freno al lado de mi pierna.
— ¿Estás seguro de que quieres hacer esto? —le digo con voz chillona. Simplemente se ríe.
—Dañarás mi auto si no lo hago. Correcto, ahora cuidadosamente quita el pie del freno pero mantén el clutch abajo. —Lo hago, realmente lento pero lo hago—. Ahora presiona el acelerador —también lo hago y al oír el motor revolucionarse quito los pies de los pedales de nuevo. Yong se agarra la cabeza—. (TN), no quites el pie del clutch a menos que te estés moviendo.
— ¡No es tan fácil! —grito.
Yong Hwa continúa riéndose encontrándolo obviamente divertido.
—Relájate (tn). Tómalo con calma. Presiona el clutch y el freno y enciende el auto. —Con un molesto ceño fruncido hago lo que dice.
—Sabes qué, olvídalo. Vamos a hacerlo de la manera fácil para que puedas sentir el agarre del clutch. Presiona el acelerador tan duro como quieras pero no hasta el suelo y después suelta el clutch.
— ¿Estás loco?
—Oh, tú hazlo. Puedes pisar el freno después de que lo hagas si quieres. Los frenos son siempre la primera opción si no estás cómoda. Pero para poder usar el freno tienes que presionar el clutch y el freno al mismo tiempo.
Ruedo los ojos.
—Bueno. Para hacer que el auto se mueva ¿piso el acelerador y libero el clutch?
—Sí.
—Entonces para frenar presiono el clutch y el freno al mismo tiempo.
—Síp.
Me quedo mirando a Yong. — ¿Qué pasa si no lo hago?
—Lastimas mi auto —replica guiñándome.
Sacudo la cabeza en shock. —No haré esto.
—Si lo harás. Presiona el acelerador tanto como te sientas cómoda y deja salir el clutch. Después podemos intentar hacerlo lentamente.
Es más fácil decirlo que hacerlo. Tomo una respiración profunda y presiono el acelerador. Siento las revoluciones del motor y hago un mohín. Veo que Yong Hwa agita la mano hacia adelante así que levanto mi pie del pedal y el auto camina. Grito y estampo mis pies sobre los pedales. El carro chilla hasta detenerse. Yong se dobla de la risa.
— ¡Cállate idiota! —grito.
—Está bien —me asegura—. Yo ni siquiera pude mover el auto la primera vez que traté de aprender a manejar con cambios. Es por eso que quería que sintieras la marcha. ¿Sentiste cuando el clutch cogió la marcha?
—En realidad sí —contesto.
— ¿Ves? —Dice con una sonrisa gentil—. Ahora procuraremos que lo hagas lentamente. Lo que vas a hacer es que mientras presionas el acelerador vas a ir soltando el clutch al mismo tiempo. Aprenderás el límite del clutch y posiblemente te tome un tiempo agarrarle el tiro. Así que no te sientas desanimada.
—No confío en mí misma —le digo—. Me desanimo fácilmente.
—Te saldrá bien —suspira—. Tómalo con calma.
Asintiendo, trato de hacerlo a un ritmo normal. Por supuesto lo arruino. Decidida, trato de nuevo y esta vez lo logro.
— ¡Lo hice! —exclamo.
—Bueno sí, pero vas a 20 km/h y se te va a apagar si no vamos un poco más rápido. Así que lo que tienes que hacer es presionar un poco más el acelerador. —Lo hago y escucho el motor acelerar a más revoluciones mientras ganamos velocidad—. ¿Escuchas el motor? Cuando escuchas eso necesitas hacer el cambio. Ese pequeño medidor es el tacómetro, cuando suba a 3,500 revoluciones haces el cambio. Así que pisas el clutch y cambias. Dame tu mano —se la doy y presiono el clutch. Mueve la palanca y siento que mete segunda—. Ahora puedes ir más rápido.
—No quiero ir más rápido —declaro. Yong Hwa solo se ríe.
—Bueno entonces detén el auto. Primero pisa el clutch y después el freno.
Hago eso y el carro se detiene. Gritando me doy la vuelta y envuelvo a Yong Hwa en un abrazo.
— ¡Lo hice!
—Sí, lo hiciste —dice él riendo. Me aparto y nuestras caras están separadas por centímetros. Nos quedamos mirando el uno al otro por un segundo antes de regresar a mi asiento rápidamente.
—Y ahora ¿quieres intentarlo de nuevo? —pregunta.
— ¡Sí! —grito.
Pasamos como dos horas practicando. Lo tenía bastante controlado al final.
— ¿Ahora qué? —pregunto felizmente.
—Manejas en una calle —contesta Yong Hwa.
Eso me hace fruncir el ceño.
— ¿Quieres que haga esto con otra gente alrededor? ¡Me voy a meter en un accidente o a matar a alguien o a ARRUINAR TU AUTO!
—Entonces ¿arruinar mi auto está por encima de matar a alguien? Es decir, amo a mi bebé pero prefiero no atropellar a nadie—Yong golpetea el tablero—. Ella se arriesgará por el bien del equipo.
— ¿Por qué corres el riesgo de arruinarlo por mí? ¡Ni siquiera me conoces bien! Probablemente comenzaré a ser una molestia en algún momento. No me dejes arruinar algo de lo que estás tan orgulloso.
De repente Yong Hwa luce molesto.
—Soy tu amigo, y nunca has sido una molestia. Ni una sola vez. Creo que eres absolutamente adorable. Así que maneja mi auto. Para eso estamos aquí, para enseñarte a manejar. Nadie más, excepto Jong Hyun y Jung Shin, han manejado mi auto. Entonces el que te esté enseñando en este auto demuestra lo que significas para mí.
—Awww, eso es tan tierno —digo riendo un poco nerviosa—. Eres mi primer amigo verdadero. Muchas gracias por tener tanta fe en mí.
—No hay problema. Ahora vamos a conducir en la calle.
Lo tomamos con calma y no lo estoy haciendo tan mal. En los semáforos tiendo a apagar el auto o a rechinar llantas. Yong encuentra esa última parte muy divertida.
Finalmente el sol comienza a ponerse. Veo a Yong Hwa. —Creo que debería ir a casa.
—Bien —contesta—. Maneja hacia allá.
Cuando nos detenemos en casa, pongo el auto en neutral y lo apago.
—Pon el freno de mano —me dice. Lo hago y respiro profundo—. Lo hiciste bien hoy. Estoy muy orgulloso de ti. Lo captaste con mucha facilidad. A mí me costó más tiempo aprender a manejar un auto con cambios.
—Creo que me tomará algo más dominarlo —suspiro—. Ahora estoy cansada. Esto fue estresante.
—Muy bien, vete a descansar —contesta Yong mientras sale del auto
Salgo y no puedo menos que sonreír. Me regresa la sonrisa. — ¿Entonces estás más emocionada que asustada?
—Sí —asiento—. ¿Cuándo podemos hacerlo de nuevo?
—Trabajo mañana en la noche y después tengo planes, así que tal vez el sábado.
—Ooooh —le digo— ¿tienes otra cita con Vicky?
La cara de Yong Hwa se vuelve muy expresiva. —Oh Dios ¡no!
— ¿Qué? ¿Por qué? —pregunto.
—Ella fue… bueno… realmente superficial. Honestamente creo que estaba interesada en mí por mi apariencia. Entonces inventé una excusa y me fui. Por supuesto pagué la cena, no solo me fui.
— ¿Y qué excusa le diste? —pregunto cruzándome de brazos.
Su boca se mueve en una malvada sonrisa. —Dije que tenía diarrea.
— ¡Yong Hwa! —grito tratando de no reír—. ¿Cómo pudiste decirle eso a una chica?
—Oh, muy fácil —contesta—. Fue muy divertido.
—Eres terrible —respondo poniendo los ojos en blanco.
—Querrás decir que soy increíble. —Debió ser realmente divertido porque sigue riéndose mientras sube al auto.
Agarrando la manija del auto, digo—: Gracias Yong. Gracias por ser tan buen amigo. Esto significa muchísimo para mí.
— ¡Ah! pero tendrá un costo —dice—. Todavía tienes que limpiar mi departamento.
—Felizmente lo haré —dije riéndome.
—Bien. ¿Por qué no te recojo el sábado como a las dos? Probablemente necesitaré levantarme tarde. Saldré con los chicos el viernes por la noche, montones de libertinaje e insensatez.
—Libertinaje. Sabes lo que eso significa ¿verdad? —pregunto. Me mira perplejo.
—No, en realidad no —responde.
—Es como si estuvieras diciendo que vas a tener sexo con un montón de gente o a tener una orgía y, espero que no sea eso lo que has planeado.
Repentinamente Yong Hwa suelta la carcajada.
—Entonces la he estado usando esa palabra completamente mal. Así que saldremos de juerga, no de libertinaje. Por supuesto hablo por mí. No tengo control sobre los otros chicos.
Me río.
—Bien, trata de comportarte. No beses a demasiadas chicas.
—Dónde está la diversión entonces —contesta Yong, con un guiño—. Muy bien cariño, te veré el sábado.
—Buenas noches Yong Hwa.
—Duerme bien querida. Te veo el sábado. —Cierra la puerta y dice adiós mientras se aleja.







Fuente; Fanfic Cnblue 

Erika Muñoz

{picture#http://img07.deviantart.net/8612/i/2011/236/f/9/el_principito_by_momochiinwonderland-d47o291.png} Soy Erika, tengo 22 años y amo la fotografía y escribir historias. Mi libro favorito es "El Principito". Me encantan los k-dramas, así como la cultura y el idioma coreano. {facebook#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {twitter#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {google#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {pinterest#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {youtube#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {instagram#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL}

Mei Minasaki

{picture#https://68.media.tumblr.com/a4c988d93e8e705b95d301946dae8512/tumblr_ofk94o2iVN1vj7siio6_400.png} Devorando animes 24/7 :) {facebook#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {twitter#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {google#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {pinterest#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {youtube#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {instagram#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL}

Claudia Salas

{picture#http://thumbs.subefotos.com/7a8c65ed361254c39c6e6d5931d72bc3o.jpg} Peruana, estudiante de Psicología, adicta a los dramas y también a cantar y bailar, amante del Kpop y la cultura coreana + SM stan {facebook#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {twitter#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {google#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {pinterest#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {youtube#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {instagram#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL}

Mary ^_^

{picture#https://candyforears.files.wordpress.com/2010/09/c-n-blue-61.jpg} Tengo 18 años y soy colombiana, me gusta el kpop y los dramas en especial los taiwaneses, soy boice, realmente amo a cnblue, pero tambien me gusta mucho BTS, Boyfriend y Got7. Me gusta hacer nuevas amistades y gracias a el kpop he conocida muchas, y puedo decir que ha sido una de las mejores decisiones de mi vida. entre mis dramas favoritos podria destacar mi amada Eun Dong, School 2015, love now, vamos atrevete, beso travieso amor en tokio, el principe de la azotea, entre otros. {facebook#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {twitter#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {google#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {pinterest#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {youtube#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {instagram#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL}

Mitzuki Amane

{picture#http://40.media.tumblr.com/6a6f7970a8db67bdee52fadb62d402b0/tumblr_nor3z8CB4g1rcoad1o1_1280.png} ARMY. {facebook#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {twitter#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {google#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {pinterest#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {youtube#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {instagram#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL}

Diana

{picture#https://scontent.cdninstagram.com/hphotos-frc/t51.2885-15/e15/10784818_502286669908799_2131782765_n.jpg} Soñadora y adicta a los dramas. {facebook#https://www.facebook.com/dlaraallende} {twitter#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {google#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {pinterest#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {youtube#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {instagram#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL}
Imágenes del tema de merrymoonmary. Con tecnología de Blogger.