.
.
.

Me mira y frunce el ceño.
— ¿Por qué en el mundo abrirías la puerta en bata? No tenías idea de que era yo. Podría ser un asesino aterrador.
—La próxima vez, abriré la puerta con un cuchillo entonces —replico con una sonrisa—. Vamos, entra. —Abro más la puerta.
Yong Hwa entra y mira a su alrededor. —Wow, tu casa huele tan limpio.
—Eso es lo que pase haciendo toda la mañana —respondo—. Termine mi tarea y luego estaba muy aburrida.
—Hay algo que se llama ver televisión. 
Cerrando la puerta, ruedo mis ojos.
—No veo mucha televisión. De todos modos, es sábado, no hay nada que ver.
—Bueno, ve a alistarte —ordena Yong, animándome con sus manos—. Tenemos cosas que hacer.
—Está bien, dame un minuto. Mientras tanto, la televisión está ahí y el control remoto está en la mesa de café. Diviértete.
Con una mueca, Yong Hwa responde. —Voy a recostarme. Me duele la cabeza. 
— ¿Demasiada fiesta anoche? —pregunto, riendo.
—No bebí demasiado, es sólo que no dormí lo suficiente. —Se queja, caminando hacia mi sala de estar.
Lo sigo y señalo.
—Son las dos de la tarde.
—Sí, los chicos no se fueron hasta las 5 de esta mañana. Mi mandíbula cae.
— ¿Qué diablos estuvieron haciendo hasta las cinco de la mañana?
—Ehh, un montón de cosas. Nos fuimos a los bares por un tiempo, luego fuimos con la novia de Jin. Ella nos echó a las 2:30. Así que, nos fuimos a mi casa, donde jugamos videojuegos y buscamos chicas en internet.
— ¿Por qué estaban buscando chicas por internet? —pregunto lentamente.
Eso parece ser divertido, porque Yong Hwa ríe.
—Bueno, estábamos jugando este videojuego donde hay esta nena caliente como un personaje, y estábamos discutiendo sobre quién interpretaría el personaje de acción en vivo. Así que, fuimos al internet y miramos a las mujeres que podrían interpretarla. Era una tarea tan difícil.
—Oh por todos los demonios—Me quejo—. Hombres, te digo, sólo tienen una cosa en sus mente.
— ¡Estaban vestidas! —grita Yong, tratando de defenderse—. Salí de la habitación cuando empezaron a buscar fotos desnudas.
Resoplando, respondo—: Claro que lo hiciste. 
—No —enfatiza—. Juro que lo hice.
—Bueno, eso está bien, pero voy a alistarme. Toma una siesta. 
Yong Hwa cae sobre el sofá y dice—: Sin problema.
Sólo niego con la cabeza y voy arriba. Decido usar la plancha que seca el cabello. Para mi gran entusiasmo, ¡realmente funciona! Voy de un lado para otro pensando si quiero tratar de maquillarme. No lo he hecho desde que vi a Debbie. Ningún tiempo como el presente, supongo. Con mucho cuidado, me lo puse. Después de que he terminado, me miro.
¡Hey, me veo bastante bien, además!
Es cuando llego a mi armario que frunzo el ceño. Mi guardarropa realmente necesita ayuda. Agarro un par de pantalones vaqueros y una camisa. El cabello se ve muy bien, la ropa se ve estúpida. Magnifico.
Cuando logro llegar abajo, encuentro a Yong durmiendo en el sofá. Me quedo allí y lo miro. Se ve muy tranquilo y ummm lindo. ¡Tengo que dejar de pensar en estas cosas! No necesitas babear sobre él, (TN). ¡Él es tu amigo! Acercándome a él, cruzo mis brazos. ¿Cómo lo despierto? Inclinándome, cuidadosamente toco su hombro.
—Yong Hwa —susurro.
De repente, me tira encima de él y comienza a hacerme cosquillas en mis costados.
Grito, porque soy REALMENTE sensible a las cosquillas. Finalmente se detiene y me sostiene.
—Así que, ahora sé lo que puedo hacer para torturarte.
—Pensé que estabas durmiendo. —Afirmo, tratando de salir de su agarre, pero él sigue sosteniéndome.
—Lo estaba. Sólo, sentí cuando te inclinaste cerca. Soy rápido como un ninja.
Riendo, me vuelvo y lo miro hacia abajo. — ¿Vas a dejarme ir ahora? 
— ¿Huelo mal o algo así?
Inclinándome, huelo su camisa. Oh, Dios mío... huele tan bien. —No. —Por fin tartamudeo—. No apestas. —Hueles impresionante.
Él me deja ir y nos enderezamos, conmigo cayendo a un lado para sentarme junto a él.
—Entonces —dice Yong Hwa—. ¿Cuáles son nuestros planes para hoy?
—No sabía lo que habías planeado —respondo—. Si tenemos tiempo libre, se supone que llamaré a Min Hyuk.
Con una mirada de desconcierto, Yong exclama—: ¿¡Qué!? ¿Cuándo ocurrió esto?
—Me trajo a casa ayer y me preguntó qué iba a hacer este fin de semana —murmuré.
Con una mirada pensativa, Yong Hwa pregunta. — ¿Prefieres hacer algo con él?
Pienso en eso por un minuto y luego muevo la cabeza.
—En realidad no, mi madre me dio dinero para ir a comprar ropa, así que quería hacer eso.
—Oh, cariño, sí, podemos ir al centro comercial. Voy a llamar a Cassandra, sin embargo, si eso es lo que estaremos haciendo.
— ¿Quién es Cassandra, otra novia? —pregunto tímidamente.
Una mirada perpleja pasa por encima de la cara de Yong y responde.
—La novia de Jung Shin. ¿Por qué?
—No lo sé —digo rápidamente, encogiéndome de hombros—. Estoy tratando de mantener a las chicas en orden consecutivo.
—Ouch —dice Yong Hwa, agarrando su pecho—. No soy tan malo. 
Eso me hace reír.
—No he dicho que lo fueras. Si yo tuviera tu aspecto, probablemente tendría un montón de chicos con quien hablar, también.
—Lo sé —responde él, sacudiendo la cabeza—. Tengo tantos chicas con quien hablar.
—Sabes que eso no es lo que quise decir —digo rápidamente, empujándolo.
Él se vuelve y me empuja hacia abajo, sujetándome en el sofá.
—No puedo evitar que Dios me diera un buen aspecto que sea un poco demasiado para que la gente lo soporte.
—Oh, vaya. —Me quejo, moviéndome de debajo de él. Yo, por supuesto, caigo al suelo.
— ¿Es tan malo estar tocándome, que te fuerzas a caer al suelo? Estoy empezando a pensar que te sientes como si pensaras que tengo piojos o algo así.
Riendo, digo.
— ¡Sí, gérmenes de chico, eewww!
—Bueno, entonces —grita Yong Hwa, mientras sube encima de mí. Él empieza a besarme por todo el cuello y la cara. Chillo. Finalmente, lame mi mejilla.
— ¡Asqueroso! —Grito—. ¡Quítate de mí! 
Él se ríe en mi cuello. —Sabes dulce.
—Repugnante, Yong Hwa —digo, tratando de empujarlo fuera de mí. Finalmente, me rindo.
— ¿Qué voy a tener que hacer para conseguir que te quites de encima de mí?
Levantándose sobre mí, Yong mira hacia un lado como si estuviera pensando.
—Bésame.
— ¿Qué? —exclamo—. ¿POR QUÉ?
Con una mirada diabólica, él responde—: No he llenado mi cuota de besos de esta semana.
— ¿No pudiste encontrar alguna chica para besar anoche?
—A nadie que besaría —afirma—. Quiero ver lo que haces si regresas el beso.
Miro hacia él, abro mi boca y luego la cierro, sin saber qué decir. — ¿Sueles ir por ahí besando a tus amigas?
Una mirada triste de repente pasa por la cara de Yong Hwa. —No, sólo quería ver si eras buena besando. No importa.
—Creo que me pondría bajo mucha presión si estuvieras como, bueno, voy a darte un beso en este momento, y quiero que beses en respuesta. Entonces flaquearía y sería una mala experiencia para ambos.
De repente, los labios de Yong están, una vez más, sobre los míos. Esta vez es un beso diferente. Hace que mi corazón deje de latir. Sin pensarlo, le devuelvo el beso. Me pierdo en él. Finalmente, él se retira.
—Wow, (TN), realmente vas a hacer a un chico muy feliz algún día. 
—Uh, huh. —Es todo lo que puedo lograr decir después de esto.
Yong Hwa me mira. Parece que va a decir algo, pero se detiene. Se levanta de encima mío y se para. Me quedo allí, mirando al espacio vacío. Yong extiende su mano.
—Vámonos.
—Está bien —suspiro feliz. Agarro su mano y él me ayuda a levantarme.
—Entonces —tartamudeo—. ¿Vas a llamar a esta chica Cassandra?
Chasqueando los dedos, Yong Hwa dice—: Sí. —Mete la mano en su bolsillo y saca su teléfono… un teléfono realmente caro. Bien, empiezo a pensar que realmente roba bancos. De todo el mundo ¿cómo tiene dinero para estas cosas? Lo veo marcar un número y esperar.
Sus ojos se mueven hacia los míos. Ellos me miran con cuidado. De repente, su atención es arrastrada lejos.
—Hola Cassandra, es Yong Hwa. ¿Qué estás hacienda ahora? —Hay una pausa, y luego dice—: Necesito tu ayuda. ¿Puedo tomarte prestada por unas horas? —Otra pausa—. Realmente, no te voy a pagar. ¿Estás dentro sí o no? —Me mira y me guiña un ojo—. Bien, bien, te recogeremos en quince minutos. De acuerdo, adiós.
—Así que, ¿estamos listos? —pregunto.
—Síp —replica Yong—. Vámonos. —Gira su cabeza hacia la puerta. Lo sigo, agarrando mis llaves de la casa mientras salimos. Dándose la vuelta, Yong Hwa me lanza las llaves del auto—. ¡Tú conduces!
Con un gemido, digo—: ¡Vamos! ¡Va a haber otra persona en el auto! ¡Alguien que no conozco! ¡Esto va ser vergonzoso!
— (TN), relájate y entra al carro. Suplicando, le grito—: ¡Yong Hwa! 
Se da la vuelta y se burla de mí. — ¡”Yong Hwa”!
—Eso no es gracioso. —Chillo, yendo a la puerta del conductor—. No puedo creer que me estés haciendo hacer esto.
—Necesitas práctica —afirma casualmente sobre el problema. Me subo al auto y cierro la puerta de golpe—. ¡Oye! ¡Se amable con mi auto! No es su culpa que estés asustada.
Mis ojos solo lo miran.
—No estoy asustada, solo nerviosa.
—No lo estés —asegura Yong—. Sabes cómo hacer esto. Vas a estar bien.
Ahora, estoy muy enojada. Empujo el clutch y arranco el auto. Apretando mis manos en el volante, lo saco afuera de la acera. Yong Hwa pone toda su atención en mí. Solo sonrío y cambio de segunda a tercera.
— ¿Todavía preocupado? —pregunto.
—Reduce la velocidad (TN) —replica firmemente Yong—. No quieres chocar a propósito.
— ¡Pensé que querías que practicara! —exclamo. Poniendo su mano en mi pierna, él dice—: Prometo enseñarte a correr rápido en uno de estos, pero no hoy. Reduce la velocidad.
El toque de su mano grande tan arriba de mi pierna hace que me tense. Estoy experimentando una gran cantidad de diferentes muestras de cariño por parte de él hoy. ¿Qué fue ese beso de todos modos? Eso fue tan raro. ¿Por qué iba a querer besarme de nuevo? Práctica, supongo, y wow que fue increíble y me sentí tan bien. Ese no era mi primer beso verdadero, así como Yong Hwa lo llama. Yong solo estaba practicando, ¿cierto?
—Está bien, necesitas girar a la derecha y luego a la izquierda en el complejo de apartamentos —dice, señalando el camino lateral. La tarea de conducir lento a través de los edificios de apartamentos está demostrando ser una tarea desalentadora.
Sigo apagando el motor. Golpeando el volante con mi mano después de una tercera vez, suspiro.
—Debes manejar ahora. Obviamente, yo no puedo.
— (TN), cariño, tienes que practicar. Estás mucho más allá de conducir este carro. El ir tan lento en mi carro no es fácil. Incluso yo apago el motor algunas veces. Relájate estamos aquí de todos modos. Ves —dice Yong Hwa—. Ahí viene.
Mis ojos ven a una linda chica bajar por las escaleras. Es bonita, pero es como una de esas chicas que viven al lado. Su sonrisa es hermosa y se ve realmente feliz. Yong baja del auto y mantiene la puerta abierta para ella. Se sube al asiento de atrás y dice—: Hola, mi nombre es Cassandra. No creo que nos conozcamos.
—Hola, soy (TN). Una de las amigas de Yong Hwa. Me está ayudando en este momento.
Yong sube de nuevo y dice—: Vamos al centro comercial.
Tomando una respiración profunda, pongo en marcha el auto. Mientras conduzco, Cassandra se inclina hacia adelante. —Entonces ¿qué vamos hacer?
—Bueno, (TN) quiere comprar ropa nueva —afirma Yong. 
— ¡Oh que divertido! —Grita Cassandra—. ¡Amo ir a comprar ropa!
Frunciendo el ceño, digo—: Es un poco más que eso. Necesito ayuda. Nunca he ido de COMPRAS, por así decirlo. He comprado ropa, pero no tengo sentido de la moda. Por lo tanto, estoy un poco desesperada por ayuda.
—Cariño, definitivamente puedo hacerlo —replica Cassandra, con una sonrisa—. Vas a ser una diva cuando termine contigo. —Eso hace que niegue vigorosamente.
—No quiero ser exagerada, simplemente agradable y normal. 
—Entonces, ¿qué usas generalmente? —pregunta Cassandra. 
—Lo estas mirando —replico.
Puedo ver a Cassandra por el espejo retrovisor. Se muerde el labio y mira mi conjunto.
—Está bien —dice finalmente—. ¿Usas alguna falda o vestido? 
—No, porque yo no tengo ninguno.
— ¿Has usado algo más ajustado que lo que llevas puesto? — pregunta.
—Mira, no sé qué luce bien en mí, así que no compro nada de eso — respondo.
Yong Hwa finalmente saca la pipa de la paz con esto. —Ella necesita algo más a la moda. Sin ofenderte (TN).
—Nadie está ofendido, estoy de acuerdo contigo—Resoplo—. Chico, estoy de acuerdo contigo.
—Si quieres ser más femenina, necesitas al menos unas faldas y vestidos —dice Cassandra—. Vamos a conseguir lo que necesitas.
Por el resto del viaje, Yong Hwa y Cassandra hablan sobre gente que no conozco. No me molesta porque tengo que concentrarme en conducir. Cuando llegamos al centro comercial, detengo el auto.
—En serio necesitas estacionarlo Yong Hwa.
—Sí—Está de acuerdo conmigo—. No necesito que dañes otro auto. —Él se baja y pongo el freno de emergencia. Cassandra empuja la silla hacia adelante y sigue a Yong al salir del auto. Viene y abre la puerta para mí—. Hiciste un gran trabajo.
—Gracias —replico orgullosa.
Después de que entra y comienza a manejarlo, Cassandra viene hacia mí.
— ¿Están saliendo ustedes dos?
— ¡No! —exclamo—. ¿Por qué esa es la primera pregunta que a todos se les ocurre? Míralo a él y mírame a mí, ¿en serio?
—Pero, ¿te gusta? ―pregunta. Sacudiendo la cabeza, tartamudeo.
—Él es lo más parecido que tengo a un mejor amigo. Así que no, solo somos amigos.
—Tenía curiosidad porque el hablo solo de ti anoche. 
Volví mi cabeza hacia ella. — ¿Qué?
Rápidamente, ella susurra—: Nunca lo había escuchado hablar tanto sobre una chica.
—Eso es porque hemos estado juntos prácticamente sin parar recientemente. Él tuvo una cita el otro día.
—Bueno, entonces estoy equivocada. Era evidente que le gustas mucho como amiga entonces —murmura justo antes de que Yong Hwa se acerque. Inclino mi cabeza y lo miro por un segundo. Me sorprende que realmente hable acerca de mí. Quiero decir, ¿qué diablos dijo? Realmente espero que no sea nada malo. Dudo que lo fuera. Cassandra diría algo así. Ella no parece ser el tipo maliciosa.
Yong agarra mi mano. —Vamos cariño.
Entramos en el centro comercial y Cassandra inmediatamente nos lleva a una de las tiendas más populares. Entro y estoy abrumada de inmediato. Volviéndose hacia mí, Cassandra pregunta—: ¿Qué te gusta?
Tímidamente encogiéndome de hombros respondo—: No lo sé.
—Bueno, vamos a comenzar por lo básico. ¿Qué talla de pantalón eres?
Respondo—: Umm, suelo comprar talla ocho.
Cassandra frunce sus cejas. Rápidamente se acerca y levanta un poco mi camisa. — ¡Oye! —grito.
Cassandra me mira. —Eres unas tallas más pequeñas que un ocho. Estás usando un cinturón para sujetar tus pantalones.
—Dios —siseo, halando de vuelta mi camisa hacia abajo—. Solo compro lo que me queda.
—Eso no te queda (TN), solo lo usas. Vamos, tengo que encontrar unas tallas más pequeñas—Ella se acerca y mira algunos pantalones vaqueros—. Aquí, talla cuatro y seis. Vamos a ver cuál te queda, ya que son mucho, mucho, mucho más pequeños que un ocho.
Yong Hwa se acerca y también levanta mi camisa, Yo quito su mano. — ¿¡Que estás haciendo!? —Grito. 
— (TN) —dice—. Tienes un buen cuerpo. 
— ¡No levantes mi camisa! ¿¡Estás loco!?
El solo me sonríe.
—Estoy aquí para ayudarte a comprar ropa. Tengo que ver con lo que estoy trabajando.
— ¡Ella puede ver! ¡Tú no! —Siseo—. No estoy caminando hacia ti quitándote tu ropa.
—Eres bienvenida si deseas hacerlo —replica Yong Hwa, con una sonrisa retorcida.
Gimiendo, ruedo mis ojos y sigo a Cassandra a los vestidores.





Fuente: Fanfic Cnblue

Erika Muñoz

{picture#http://img07.deviantart.net/8612/i/2011/236/f/9/el_principito_by_momochiinwonderland-d47o291.png} Soy Erika, tengo 22 años y amo la fotografía y escribir historias. Mi libro favorito es "El Principito". Me encantan los k-dramas, así como la cultura y el idioma coreano. {facebook#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {twitter#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {google#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {pinterest#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {youtube#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {instagram#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL}

Mei Minasaki

{picture#https://68.media.tumblr.com/a4c988d93e8e705b95d301946dae8512/tumblr_ofk94o2iVN1vj7siio6_400.png} Devorando animes 24/7 :) {facebook#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {twitter#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {google#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {pinterest#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {youtube#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {instagram#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL}

Claudia Salas

{picture#http://thumbs.subefotos.com/7a8c65ed361254c39c6e6d5931d72bc3o.jpg} Peruana, estudiante de Psicología, adicta a los dramas y también a cantar y bailar, amante del Kpop y la cultura coreana + SM stan {facebook#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {twitter#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {google#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {pinterest#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {youtube#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {instagram#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL}

Mary ^_^

{picture#https://candyforears.files.wordpress.com/2010/09/c-n-blue-61.jpg} Tengo 18 años y soy colombiana, me gusta el kpop y los dramas en especial los taiwaneses, soy boice, realmente amo a cnblue, pero tambien me gusta mucho BTS, Boyfriend y Got7. Me gusta hacer nuevas amistades y gracias a el kpop he conocida muchas, y puedo decir que ha sido una de las mejores decisiones de mi vida. entre mis dramas favoritos podria destacar mi amada Eun Dong, School 2015, love now, vamos atrevete, beso travieso amor en tokio, el principe de la azotea, entre otros. {facebook#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {twitter#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {google#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {pinterest#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {youtube#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {instagram#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL}

Mitzuki Amane

{picture#http://40.media.tumblr.com/6a6f7970a8db67bdee52fadb62d402b0/tumblr_nor3z8CB4g1rcoad1o1_1280.png} ARMY. {facebook#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {twitter#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {google#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {pinterest#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {youtube#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {instagram#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL}

Diana

{picture#https://scontent.cdninstagram.com/hphotos-frc/t51.2885-15/e15/10784818_502286669908799_2131782765_n.jpg} Soñadora y adicta a los dramas. {facebook#https://www.facebook.com/dlaraallende} {twitter#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {google#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {pinterest#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {youtube#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {instagram#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL}
Imágenes del tema de merrymoonmary. Con tecnología de Blogger.