.
.
.


—No, no, no, no voy a botarte de tu cama. Tomaré el sofá.
—Si te quedas dormida en el sofá, me limitaré a recogerte y ponerte en mi cama. Por lo tanto, puedes bien dormir allí en primer lugar —replica Yong Hwa con total naturalidad.
—Bien —me quejo.
Llegamos a mi casa, y yo empaco una pequeña mochila de cosas. Yong Hwa entra mis bolsas mientras lo hago.
— ¿Quieres que te ayude a colgar estas cosas? —pregunta.
—No —respondo—. Voy a hacerlo esta semana. Quiero lavar todo antes de usarlo.
—Yo nunca hago eso —añade Yong—. Debería, pero, bueno, soy un chico y no me importa.
Eso me hace reír. Cierro mi maletín y digo:
—Muy bien, estoy lista. —Hago una pausa y pregunto—: ¿Estás seguro de esto?
—Oh, sí —responde Yong Hwa —. Definitivamente estoy seguro. 
— ¿Esto no va en contra de llevar chicas a tu casa? —Me río. 
Yong Hwa me guiña un ojo. —Tú eres un caso especial. 
—Bueno, te lo agradezco. Es sólo que no me gusta estar sola en casa. 
—No hay problema —dice, revolviendo mi cabello—. Vamos.
Cuando llegamos a su casa, él me acompaña hasta su habitación. La miro y rio.
—Eres un cerdo.
—Oye, soy el que tiene que vivir aquí, y estoy bien con eso. Lavé las sábanas, así que no tienes que preocuparte por los piojos.
Pongo mi maletín en el suelo. —Piojos gratis, es bueno saberlo. 
— ¿Tienes hambre? —pregunta. 
—Sí —respondo—. ¿Quieres que cocine?
—No, podemos pedir comida china. Dependo mucho de las entregas a domicilio. Los tengo en marcación rápida.
Resoplo y río.
—Bueno, ya que estoy aquí, voy a cocinarte y entonces puedes congelar el resto de la comida.
—Esa es una buena idea. Realmente no tengo a nadie alrededor que cocine, por lo que nunca ha sido una opción. Ordenaremos comida china por ahora. Luego podemos configurar tu teléfono—afirma Yong Hwa, mientras camina hacia la sala.
Mirando a mí alrededor, sacudo la cabeza. Me va a tomar un día simplemente organizar este lugar, por no hablar de limpiarlo. Me río y apago la luz. Pasamos el resto de la noche comiendo, jugando con mi teléfono y viendo películas.
Por último, me acuesto en el sofá junto a Yong Hwa. Mis párpados empiezan a ponerse pesados y bostezo. Él me mira.
—Deberías ir a la cama si estás cansada.
—Sí, creo que me prepararé para dormir. ¿Necesitas usar el baño? — pregunto mientras me pongo de pie.
—No, es todo tuyo —responde, con una sonrisa.
Asintiendo, entro en su habitación y agarro mi maletín. No me toma mucho tiempo prepararme. Me pongo el pijama y me lavo los dientes. Cuando salgo, Yong está tendiendo su cama.
—No tenías que hacer eso —digo, caminando detrás de él—. Tan sólo voy a hacerla un lío de nuevo.
—Sí, pero no hay nada como entrar en una cama tendida, se sentirá mejor. ¿Vas a estar bien aquí? ¿No necesitas nada? —pregunta.
Sonrío y le digo:
—No, debería estar bien.
—Está bien, buenas noches cariño —susurra, mientras me da un beso en la mejilla—. Voy a estar allí si me necesitas.
—Voy a estar bien y, otra vez, gracias. De verdad, lo digo en serio. Gracias por… bueno… todo.
Él levanta su mano y pasa los dedos a lo largo de mi mandíbula. 
—No hay problema. Estoy feliz de hacerlo. Ahora, a dormir un poco.
—Está bien —susurro. Se da la vuelta y sale de la habitación, cerrando la puerta tras de sí. Levanto mi mano y toco mi cara. Se siente tan bien cuando me toca.
¡Basta, (TN)! Ugh, él es tu amigo, deja de ser ridícula. Voy y me meto en la cama. Cuando me acuesto, me pongo de lado. Es entonces cuando olfateo la almohada y huele exactamente igual que él, realmente bueno. Me pego a mí misma en la frente y gimo. ¡Vete a dormir! Con eso apago la luz.
A la mañana siguiente, me despierto y miro el reloj. ¿Son las diez y media ya? ¡Vaya! está bien. Me levanto y me doy cuenta de que Yong Hwa probablemente ya está levantado. Camino por el apartamento para encontrarlo vacío. ¿Qué diablos? Vuelvo al pasillo y le doy un vistazo al baño. Yong no está allí. Eso deja una puerta. La abro y me echó a reír. Hay una cama, creo, y cajas por TODAS PARTES. Oh, mi Dios, no estaba bromeando acerca de desempacar y dejar todo donde estaba, voy y miro en algunas de las cajas. Algunas tienen cosas en ellas y algunas están vacías. Entonces veo una caja en la esquina que parece haber sido mantenida muy bien cuidada.
Me acerco y tomo el álbum de fotos de la parte superior. Me siento en el borde de la cama y lo abro. Las dos primeras páginas están llenas de fotos de una chica más joven, tal vez en el octavo grado. Ella parece ser una chica torpe, al igual que yo. Paso a la página siguiente. Sentado solitario en el papel hay una imagen de 5 X 7 de Yong Hwa y esta chica tocando el violín. Ambos se visten muy bien. Tal vez se trata de un concierto.
Cuando estoy a punto de pasar a la página siguiente, escucho un golpe en la puerta. Rápidamente pongo el álbum de vuelta donde lo encontré. No quiero que Yong Hwa me encuentre husmeando entre sus cosas. Por qué estoy husmeando sus cosas está más allá de mí en primer lugar. Hola, gran intrusión en su vida privada. Realmente (TN), eres mejor que esto.
Hay otro golpe, esta vez suena más impaciente. Me levanto y voy a la sala de estar.
De repente oigo:
— ¡Yong Hwa! ¡Amigo, abre la puerta!
Por lo tanto, voy y la abro. De pie en el pasillo hay dos tipos. Ambos son bastante lindos, y aquí estoy yo de pie en pijama, recién salida de la cama. Impresionante. El chico de cabello oscuro me mira un poco desconcertado.
—Es una chica.
El otro chico, que es alto, MUY alto, hace el comentario: —Umm es una chica... en el apartamento de Yong Hwa. 
— ¿Puedo ayudarlos? —pregunto, sintiéndome un poco incómoda. 
— ¿Quién eres tú? —pregunta el de cabello oscuro. Levantando mi ceja, replico:
— ¿Quién eres tú?
—Mi nombre es Jong Hyun —responde—. Este es Jung Shin.
— ¡Oh! —exclamo—. Lo siento. Mi nombre es (TN). Debería haber sospechado que eran ustedes.
Jung Shin sonríe.
—La infame (TN), Cassandra me contó todo sobre ti. Le gustas.
—Bien, eso es bueno, me gusta, también. —Hago una pausa y luego tartamudeo—. Yong Hwa no está aquí.
Jong Hyun se inclina y se queja.
— ¡Tengo que ir al baño! Por favor, déjame entrar.
—No lo sé —susurro—. Quiero decir, realmente no los conozco, chicos. Yong Hwa puede enojarse.
—Aquí —dice Jung Shin, tirando de mí hacia el pasillo—. Deja la puerta abierta, quédate acá afuera y yo llamaré a Cassandra. Jong Hyun, ve al baño.
Obviamente, realmente teniendo que ir, Jong Hyun se lanza al baño. Jung Shin me sonríe.
—Umm, esto es incómodo —murmuro.
—Espera —replica Jung Shin, levantando su dedo. Toma su teléfono celular y marca un número. Después de unos segundos, lo oigo decir—: Hola cariño, ¿me harías un favor? (TN) está en el apartamento de Yong Hwa y está preocupada de que no seamos quienes decimos que somos. ¿Puedes hablar con ella? —Hay una pausa y luego se me pasa el teléfono—. Aquí, di hola.
Tímidamente, tomo el teléfono. —Hola.
— ¡Hola! —Oigo gritar a Cassandra con entusiasmo—. Si hubiera sabido que ibas a estar allí, habría ido con ellos, pero eso no viene al caso. Ese tipo tonto es mi novio Jung Shin, y el otro cacahuete es Jong Hyun. ¿Dónde está Yong Hwa?
—Sabes, no tengo ni idea.
—Eh —responde ella—. Bueno, si ellos se salen de control, dales bofetadas.
Me río.
—No estoy hecha para la violencia.
— ¿Está diciéndote que nos das bofetadas? —pregunta Jung Shin. 
Solo asiento.
— ¡Gracias cariño! —grita en el teléfono. Cassandra se ríe—. Oye ¿conseguiste un teléfono celular ayer?
— ¡Sí! —exclamo—. No tengo ni idea de cómo usarlo de verdad, pero tengo uno.
—Anota mi número de teléfono entonces. Si alguna vez necesitas algo, puedes llamarme. Además, podemos ir a comprar la ropa de mujeres que queríamos conseguir.
Sonriendo, digo:
—Está bien. —Entro en el apartamento y agarro mi teléfono. Mirándolo, frunzo el ceño.
—No estoy muy segura de cómo guardarlo.
—Si me dejas entrar, puedo hacerlo —dice Jung Shin desde la puerta.
—Oh, sí, adelante —contesto, dándole mi teléfono—. Jung Shin va a ponerlo.
—Eso es bueno —replica Cassandra—. Podemos ir en algún momento de la próxima semana o dos.
No puedo evitar sonreír. —Eso suena bien.
Jung Shin menea la cabeza hacia atrás y adelante y luego me da mi teléfono.
—Ahora, tienes los números de teléfono de Cassandra, Jong Hyun y el mío.
— ¿Por qué demonios me diste sus números? —pregunto—. No es que me importe, pero no me conoces.
—Eh, puede que necesites encontrar a Cassandra o a Yong Hwa, y probablemente saber dónde están —responde—. De todos modos, se necesita más que el número de Yong en tu teléfono. No puedes tener un número.
Extendiendo mi mano, pregunto: — ¿Puedes poner un número allí para mí? 
—Sí ¿cuál es? —responde.
— ¡Espera! —exijo—. Déjame buscarlo. ¡Oh! Cassandra, voy a devolverte a tu novio.
—Está bien. —Trina ella en respuesta. Con eso Jung Shin toma el teléfono de mí. Voy por el pasillo hasta el dormitorio. Al hacerlo, la puerta del baño se abre y Jong Hyun sale. Se detiene.
—Hey, así que nos dejaste entrar, ¿eh?
—Sí —contesto—. Estoy yendo por algo de mi mochila.
Jong Hyun me mira ir a la habitación de Yong Hwa.
—No me había dado cuenta que tú y Yong Hwa... dormían en la misma cama. No es por fisgonear o lo que sea.
—Oh —suspiro—. No, él durmió en el sofá. 
Haciendo una mueca, Jong Hyun dice:
— ¿Sobreviviste a dormir en la habitación de Yong Hwa sola? He mirado allí. Es aterrador.
—Las sábanas estaban limpias e ignoré el resto —respondo. Meto la mano en mi mochila y saco mi cuaderno de bocetos—. Fue lo suficientemente bueno para dormir en la sala de estar.
—Como un caballero —se ríe él—. Debes ser especial, porque ni siquiera dejó entrar a chicas en su apartamento y mucho menos renunciar a su cama por ellas.
Trato de no sonreír.
—Está siendo muy agradable conmigo. 
— ¿Sabes dónde está? —pregunta Jong Hyun.
—No —contesto, sacudiendo la cabeza—. Aquí, quiero darle este número a Jung Shin.
Jong Hyun gesticula hacia el pasillo y voy delante de él. 
—Tengo el número —le digo a Shin. 
— ¿Cuál es? —pregunta.
—5556504.
Jung Shin lo pulsa en mi teléfono. Me mira. — ¿Nombre? 
—Min Hyuk. —Respondo. 
Consiguiendo una sonrisa de satisfacción, pregunta: — ¿Novio?
— ¡No! —espeto. Siento que me sonrojo.
—Deja de molestar a la chica—exige Jong Hyun, a pesar de que está, obviamente, tratando de no sonreír.
Con un movimiento de cabeza, Jung Shin me entrega mi teléfono. —Aquí tienes, todo listo. 
—Gracias —digo.
Yendo hacia la TV, Jong Hyun la enciende junto con uno de los sistemas de juego de Yong Hwa.






Fuente: Fanfic Cnblue 

Erika Muñoz

{picture#http://img07.deviantart.net/8612/i/2011/236/f/9/el_principito_by_momochiinwonderland-d47o291.png} Soy Erika, tengo 22 años y amo la fotografía y escribir historias. Mi libro favorito es "El Principito". Me encantan los k-dramas, así como la cultura y el idioma coreano. {facebook#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {twitter#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {google#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {pinterest#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {youtube#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {instagram#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL}

Mei Minasaki

{picture#https://68.media.tumblr.com/a4c988d93e8e705b95d301946dae8512/tumblr_ofk94o2iVN1vj7siio6_400.png} Devorando animes 24/7 :) {facebook#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {twitter#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {google#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {pinterest#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {youtube#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {instagram#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL}

Claudia Salas

{picture#http://thumbs.subefotos.com/7a8c65ed361254c39c6e6d5931d72bc3o.jpg} Peruana, estudiante de Psicología, adicta a los dramas y también a cantar y bailar, amante del Kpop y la cultura coreana + SM stan {facebook#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {twitter#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {google#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {pinterest#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {youtube#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {instagram#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL}

Mary ^_^

{picture#https://candyforears.files.wordpress.com/2010/09/c-n-blue-61.jpg} Tengo 18 años y soy colombiana, me gusta el kpop y los dramas en especial los taiwaneses, soy boice, realmente amo a cnblue, pero tambien me gusta mucho BTS, Boyfriend y Got7. Me gusta hacer nuevas amistades y gracias a el kpop he conocida muchas, y puedo decir que ha sido una de las mejores decisiones de mi vida. entre mis dramas favoritos podria destacar mi amada Eun Dong, School 2015, love now, vamos atrevete, beso travieso amor en tokio, el principe de la azotea, entre otros. {facebook#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {twitter#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {google#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {pinterest#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {youtube#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {instagram#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL}

Mitzuki Amane

{picture#http://40.media.tumblr.com/6a6f7970a8db67bdee52fadb62d402b0/tumblr_nor3z8CB4g1rcoad1o1_1280.png} ARMY. {facebook#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {twitter#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {google#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {pinterest#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {youtube#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {instagram#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL}

Diana

{picture#https://scontent.cdninstagram.com/hphotos-frc/t51.2885-15/e15/10784818_502286669908799_2131782765_n.jpg} Soñadora y adicta a los dramas. {facebook#https://www.facebook.com/dlaraallende} {twitter#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {google#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {pinterest#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {youtube#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {instagram#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL}
Imágenes del tema de merrymoonmary. Con tecnología de Blogger.