.
.
.

Cuando la canción termina, sonrío. Abro la cortina, lo suficiente para sacar la cabeza—. Eso fue hermoso.
—Pensé que te gustaría —responde Yong Hwa con una sonrisa suave. Está sentado contra la pared frente a la bañera—. No es por ser groseramente inadecuado, pero te ves linda. Tu cabello está todo rizado y húmedo.
Riendo, digo.
—Bueno, tu divina apariencia está sentada en un halo de luz de las velas. Es como la vaporosa portada de una novela romántica.
Eso hace que Yong estalle en una risa histérica. —Cariño, mi vida ahora está completa.
—Gracias por tocar para mí. Me encanta escuchar tu música. Es tranquila y hermosa —digo, mientras descanso mi barbilla en la bañera—. Algún día harás feliz a alguna chica, porque si haces estas cosas por mí, harás cosas increíbles por una mujer que ames. Dices que lo romántico no es lo tuyo, pero eres bueno en eso.
Hay un pequeño parpadeo en los ojos de Yong Hwa. Me mira pensativo. —Sólo hay una persona con la que he sido así antes. —Aww, ¿era dulce?
Yong sólo se queda mirándome. Puedo ver a través de sus ojos que está luchando contra algo en su cabeza.
—Sí, era muy dulce.
— ¿Cuál era su nombre? —pregunto. Respirando profundamente, él dice. —No iré más lejos en esa conversación. 
—Oh, lo siento —murmuro—. No pretendo entrometerme.
— (TN), nena, deja de decir que lo sientes por todo. Está bien que hagas preguntas. Eso no me molesta.
Incorporándome un poco más, digo.
—Pero te molestaba cuando Debbie hacía preguntas.
—Soy más cercano a ti de lo que era con Debbie. Tú eres… bueno… mi mejor amiga. Siento que puedo ser honesto y auténtico delante de ti, y que no me juzgarás.
—No —susurro—. Nunca te juzgaré. Nunca te mentiría tampoco, te prometo eso. —Levanto mis brazos y los doblo sobre la bañera, apoyando la barbilla en ellos—. Me gusta que seas mi mejor amigo. Yo… me preocupo mucho por ti.
Con una sonrisa de suficiencia, Yong Hwa responde.
—También me preocupo mucho por ti. Lo suficiente incluso para decirte que si subes más, vas a darme un espectáculo gratuito.
Rápidamente me muevo hacia abajo. — ¡Oh Dios mío!
—No vi nada. —Yong se ríe—. Aunque creo que te verías muy bien desnuda. Tengo la teoría de que tienes un cuerpo impresionante bajo toda esa ropa holgada que te pones.
—Bueno, ahora tengo ropa nueva. Eso ayudará a mostrar mis partes femeninas. —Mi mente se desvía de la ropa hacia las bolsas de ropa interior—. Cassandra me llevó a la tienda de lencería. Las bolsas estaban colocadas afuera anoche. ¿Crees que tuvo algo que ver con eso? Mi mamá dijo que lo hizo.
—No, ese asqueroso sabía exactamente lo que iba a hacer cuando entró en tu habitación. Eran sujetadores y ropa interior. No es como si estuvieras hablando de lencería sexy y panty medias hasta el muslo.
— ¿Cómo sabes que no lo hice? —pregunto con una sonrisita de suficiencia.
— ¡Bendito Dios! —Exclama Yong Hwa—. Quiero que me exhibas eso. Eso puede ser tu alquiler.
Riendo, replico.
—Así que tendré que representar espectáculos pornográficos para vivir aquí.
—Ya quisiera. Un espectáculo pornográfico y una taza de café para comenzar el día. Eso estaría bien. Entonces, ¿estás ofreciendo eso?
—Nunca en tu vida —respondo. Mi mano comienza a jugar con el agua y suspiro—. Me siento desnuda.
Yong Hwa resopla. —Estás desnuda. 
Eso me hace reír. —No quise decirlo literalmente. Quiero decir, siento como que estoy expuesta al mundo. Mi mente sigue yendo a la deriva a lo que podría haber sucedido.
—Yo habría ido a la cárcel por asesinato —susurra Yong Hwa—. Te lo prometo. Incluso ahora, si veo a ese hombre, su trasero es mío.
Niego con la cabeza.
—Espero nunca volverlo a ver. No sé lo que haría.
—Vamos a enseñarte a defenderte. Te daré un par de días para recuperarte, pero no te voy a tener por ahí sin protección. No podría hacer frente a esto nuevo.
—Lo siento, no me di cuenta de que fuera semejante carga.
Yong Hwa se arrastra hacia el lado más alejado de la cortina. Obviamente, para que no poder ver hacia adentro.
—No es una carga. Literalmente, quiero golpear a alguien en el rostro. No puedo creer que no estuve ahí para protegerte.
Estirándome, jalo una toalla de la pared. Me cubro y abro la cortina, por lo que estamos cara a cara.
—No podrías haber estado ahí para protegerme. Ninguno de nosotros sabía siquiera que iba a estar ahí. Debería haberte enviado un texto, pero estabas fuera haciendo cosas. He estado sobre tu trasero todos los días. No quería molestarte.
Con una mirada de dolor en sus ojos, Yong se inclina aún más hacia mí.
—No quiero nada más que protegerte. —Levanta sus dedos y los pasa por mi cara—. Dijiste antes que ibas a ser mi responsabilidad como si fuera una cosa mala, pero no lo es. Quiero cuidar de ti. Quiero mostrarte el mundo que has estado negándote por tanto tiempo. Tienes una hermosa sonrisa, y me encanta verla.
—Sé que no soy hermosa o preciosa, pero eres la única persona que me ha hecho sentir bonita, por fuera y por dentro.
Durante unos segundos, sólo permanecemos ahí cara a cara, a pocos centímetros de distancia. Siento su suave aliento besar mi piel. Eso envía escalofríos por mi columna mientras lo miro a los ojos.
De repente los pensamientos en mi cabeza son demasiado y los retraigo.
—Gracias —susurro—. Gracias por todo. Mira hacia abajo y asiente. 
—Me alegra que pueda hacerlo. 
—Entonces, ¿puedo pedirte un favor? —pregunto vacilante. 
—Claro —responde él con una sonrisa. Mordiéndome el labio digo.
—Dime algo sobre ti mismo. Tú sabes demasiado acerca de mí. No tienes que decirme nada sobre tu pasado. Sólo algo, para así poder llegar a conocerte mejor.
Yong levanta la vista y tararea.
—Hmmm, ¿qué es lo que quiero decirte? —Hay silencio mientras obviamente piensa—. Vamos a ver, estás en preparatoria. ¿Qué puedo decirte? ¡Ya sé! Nunca he ido a un baile escolar.
— ¿En serio? ¿Por qué? —pregunto. Sacudiendo la cabeza, Yong Hwa dice. —Recibirás un hecho. Sin preguntas.
— ¡No es justo! —exclamo riendo—. Está bien. Yo nunca he estado en uno y dudo que lo haga.
— ¿No tienes ninguno este año? —pregunta Yong. Asiento.
—El baile de invierno y el baile de Graduación, a ninguno de los cuales voy a asistir.
— ¿Por qué? Podemos conseguirte un vestido y ponerte toda bonita.
—Sin ánimo de ofender, pero no quiero ir sola —murmuro—. Todo el mundo va ahí con amigos.
Sólo hay silencio en tanto Yong Hwa mira hacia otro lado.
—Bueno, tal vez tendrás amigos para entonces con los cuales ir. ¿Cuándo es el baile de invierno?
—Como en un poco menos de dos meses —respondo—. Es tonto. 
Se ríe. —La mayoría de las cosas lo son en la preparatoria. Bueno, debería dejarte tomar el resto de tu baño. Aunque disfruto verte cubierta con una toalla, con el cabello todo húmedo sobre tu piel.
— ¡Pervertido! ¡Dios Yong Hwa! —grito.
Riéndose, se pone de pie. Me aseguro de mantenerme muy cubierta. Sólo toma una profunda respiración y se ríe un poco más.
—Sabes, si alguna vez quieres entrar en el baño mientras yo estoy en él, eres más que bienvenida.
Me le quedo viendo y se ríe.
—No quiero verte desnudo Yong —articulo. Muy bien, estoy mintiendo. ¡(TN)! Ahora estoy luchando por mantener una cara seria. Con una sonrisa maliciosa, comienza a levantarse la camiseta.
— ¡Yong Hwa! —grito. 
— ¿Qué? —replica. 
Señalando a la puerta, digo.
— ¡Sal del baño si vas a quitarte la ropa!
—Entonces, ¿me quieres desnudo en la sala? ¿Qué te sorprenda cuando salgas de la bañera?
Ruedo los ojos.
—Quiero que te mantengas con tu ropa puesta.
—Mmm —responde—. A la mayoría de las chicas les gusta verme sin la camiseta.
Mi mano cubre mi cara.
—Sí, eres caliente sin tu camiseta, pero no quiero verlo ahora mismo. 
— ¡Ves! —Yong se ríe—. Te gusta verme sin ropa puesta.
— ¿Es así como va a ser el vivir contigo? ¿Tú inflando tu propio ego? 
Yong Hwa agarra su pecho.
— ¡Ouch! Bien, no te voy a molestar nunca más. 
— ¿Lo prometes? —pregunto.
— ¡NOPE! —enfatiza—. Lo siento, viene con el territorio de ser mi amiga. 
Mis ojos sólo lo miran. — ¿Puedes salir del baño ahora? 
— ¿Para así poder tener sucios pensamientos sobre mí? 
— ¡Yong Hwa!
—Está bien, está bien, me voy —exclama, agarrando su violín—. Disfruta el resto de tu baño.
Suspirando, le digo.
—Gracias. —Con eso Yong sale del baño.
Poniendo la toalla en el suelo, me recuesto en la bañera. Mis manos instantáneamente, van a mi cara, porque comienzo a tener sucios pensamientos como dijo. ¡¿Cuál es mi problema?!
Un rato más tarde, salgo de la bañera. Después de secarme, entreabro la puerta.
— ¡¿Yong, me puedes traer esa bolsa con el pijama?! Quiero ponérmela.
—Sí —responde. Unos segundos más tarde, me trae la bolsa. 
—Gracias —digo.
—Necesitas comer. ¿Qué quieres? —pregunta. 
Encogiéndome de hombros, contesto.
—No tengo ni idea. Escoge algo para nosotros.
—Está bien, voy a correr a la tienda. ¿Quieres venir o estás bien quedándote aquí? Puedes poner el cerrojo a la puerta. Tengo una llave para eso.
—No quiero salir en público. Mi cuello se ve hecho un desastre. No quiero que la gente se me quede viendo —respondo.
Yong Hwa asiente.
—Cassandra me envió un mensaje antes y me dijo que iba al centro comercial para conseguirte alguna cosa para poner alrededor de tu cuello, bufandas y algo así.
—Eso es muy amable de su parte. Ustedes chicos están haciendo demasiado por mí.
De repente frunciendo el ceño, Yong chasquea.
—Si te oigo decir algo como eso de nuevo, realmente voy a molestarte. Algo así como, que voy a caminar por la casa desnudo todo el tiempo.
—De acuerdo, lo entiendo, no más comentarios. Me voy a poner esos pijamas ahora —digo.
—Esperaré hasta que salgas de aquí para irme —afirma Yong Hwa. Asiento.
—Está bien. —Cerrando la puerta, tomo un profundo respiro. Voy a estar sola. ¿Voy a ser capaz de manejar eso?
Cuando salgo a la sala, me doy cuenta de que está lloviendo afuera. —Eww, un clima horrible para salir.
—Bueno, necesitamos comida y aunque estoy hecho de azúcar, no me derretiré —replica Yong Hwa. Eso me hace reír—. Es genial verte realmente sonreír.
—Sí, se siente bien, también.
Caminando hacia la puerta, Yong dice.
—Voy a salir. Cierra ambas cerraduras, ¿de acuerdo? Puedes llamarme si comienzas a enloquecer. No debería tomar mucho.
—Sí —suspiro—. Voy a tratar de no enloquecer. Si estuviera en casa, no me sentiría segura, pero me siento segura aquí. Nadie sabe dónde vives.
—No me importa quién se acerque a la puerta. No la abras. Tengo una llave. No vas a volver a abrir la puerta a desconocidos, lo desconocido hace daño.
Me echo a reír.
—No, no creo que tengas que preocuparte por eso nunca más.
—Bien —dice Yong Hwa abriendo la puerta—. Me apuraré y no tardaré mucho.
—De acuerdo.
—Ahora, pon el seguro —ordena, cerrando la puerta. Me acerco e inmediatamente lo hago. Para estar tranquila trato de abrir la puerta y es segura. Después simplemente permanezco ahí por un rato, viendo la puerta. Muy bien, en serio no puedo permanecer aquí todo el tiempo. ¿Qué debo hacer? Con un escalofrío, sé lo que necesito hacer. Me toma un minuto, pero finalmente encuentro mi mochila en la recámara de Yong Hwa.
Al abrirla, me siento feliz de encontrar que todo sigue seco. ¡Gracias a Dios por los materiales a prueba de agua!
Saco mi cuaderno de bocetos, y regreso a la mesa de la cocina. Después de acomodar todo, me siento ahí durante un tiempo, sólo viendo fijamente el papel.
Una parte de mí tiene miedo de dibujar a Howard, como si fuera a saber dónde estoy si lo hago. Honestamente no estoy segura de querer ver su cara de nuevo, pero lo que dijo Yong Hwa suena en mi cabeza. Tengo que asegurarme de que no le haga lo mismo a alguien más. Tomando una profunda respiración agarro un lápiz.
No es tan difícil como pensé que sería. Lo recuerdo con mucha exactitud. Aún con mi visión borrosa por él estrangulándome, creo que no olvidas cómo luce tu agresor.
No pongo mucha atención al tiempo. Cuando voy más o menos a la mitad, escucho llaves en la cerradura. Eso me hace saltar y meterme a la cocina. De esa manera puedo agarrar un cuchillo si necesito hacerlo.
Finalmente Yong Hwa abre la puerta y me mira. — ¿Estás bien?
—Sí —chillo—. Sólo un poco nerviosa.
—Mira, cerraré la puerta detrás de mí —responde. Después de que hace eso, camina dentro de la cocina y pone las bolsas en la encimera—. Entonces, tengo leche y cereal, además algo de espagueti para cenar, porque puedo hacer eso muy bien, y también lo de la cosa de los sándwiches. Me imagino que mañana podremos conseguir comestibles. No sé lo que comes.
Empiezo a retorcer mis manos.
—Comeré lo que sea que hayas comprado. 
Yong instantáneamente deja caer su cabeza.
— (TN), estaré manteniéndote, eso está bien, pero necesito saber algunas cosas, como qué es lo que quieres comer.
—De acuerdo, bien, me encanta la ensalada y la fruta. No me gustan mucho los vegetales congelados. Puedo vivir de la mantequilla de maní y la mermelada de fresa. Quiero decir, no hay mucho que no coma. No soy una gran fan del yogur, pero lo como si no hay nada más. AMO el café.
—Bien, sobrevivo con café, por lo que está bien. Si Cassandra te consigue una bufanda, ¿podemos ir a comprar comestibles mañana?
Tomando una respiración profunda, asiento. —Sí.
— ¿Estás segura?
Siendo de incapaz de no hacerlo, frunzo el ceño. —Tengo miedo de verlo.
—Escúchame —Yong Hwa articula fuertemente—. Si ALGUNA VEZ lo ves, necesitas llamar a la policía. Si estoy contigo, necesitas decirme. ¿Lo prometes?
Mirándolo, asiento.
—Sí, sin embargo prométeme que no lo matarás.
—Lo prometo —replica—. Ahora, el verdadero reto viene. ¿Estás lista para comer mi comida?
Eso me hace resoplar. —Sí, ¿qué tan malo es?
—Es espagueti, ¿Qué tanto puedo estropear eso? —pregunta. Levanto una ceja—. De acuerdo, bien, estará comestible, lo prometo.
Sin saber por qué, camino hacia adelante y envuelvo mis brazos a su alrededor. Yong Hwa no lo duda en absoluto, y me abraza en respuesta.
—Gracias por todo —susurro.
—No hay problema cariño —responde en voz baja—. Entonces, ¿en qué estabas trabajando? ¿Algo para distraerte?
Sacudo la cabeza.
—Estaba dibujando a Howard.
—Déjame ver —sisea Yong. Me deja ir y camina hacia la mesa—. ¿Esto es exacto?
—Todavía tengo trabajo que hacer en él, pero si, ése es él.
—Necesitas terminar esto y así lo puedo llevar mañana a la policía — exige Yong Hwa.
Sentándome en la mesa, digo. —Lo terminaré mientras cocinas. 
—Bien —gruñe—. Si alguna vez llego a verlo, ¡que Dios me ayude! 
—Yong Hwa, hacerle daño no va a resolver nada —susurro suavemente. Yong me mira.
— (TN), hay ciertas cosas sobre las que te escucharé, ésta no es una de ellas.
—Muy bien —suspiro—. ¿Por qué no vas a cocinar? Estoy hambrienta en realidad.
—Eso es bueno. —Se inclina y me besa en la cabeza—. Iré a preparar la cena entonces.
Y lo hace. Me siento y esbozo a Howard con mayor precisión. Cuando he acabado, frunzo el ceño. Es casi demasiado preciso. Lo arranco de mi cuaderno de bocetos. Quiero arrugarlo y gritarle, pero sé que no ayudará. Levantándome, camino hacia Yong Hwa.
— ¿Harías algo con esto? No quiero verlo si no tengo que hacerlo.
—Sí —responde, tomándolo de mí—. De todas maneras la cena está hecha. ¿Por qué no te sirves un plato? Y yo iré a poner esto en alguna parte.
—De acuerdo, gracias. —Saco dos platos, mientras Yong sale de la cocina. La cena huele bien, así que con suerte no me va a matar. Eso me hace reír.
Yong Hwa regresa y pregunta. — ¿De qué te ríes?
—Sólo me preguntaba si íbamos a sobrevivir a esto —replico, con una sonrisa.
—Hey espera, he vivido todo este tiempo por mi cuenta —me regresa la sonrisa—. Soy lo suficientemente sano.
Empujándolo con mi cadera, digo.
—Si, tal vez obtendré un cuerpo de muerte como el tuyo si como igual que tú.
—Eso y tendrás que ir a correr conmigo todas las noches. 
Eso me hace resoplar. —Sí, eso va a suceder. 
—Sí, tienes que hacerlo, al menos una vez. Levanto la ceja.
—Llegaré a cuatro cuadras y moriré.
— ¡Dios, necesitas más resistencia que eso! Trabajaremos en ti. Vamos a iniciarte por comer —dice Yong Hwa con una sonrisa.
Comemos y hablamos. Acerca de todo menos de lo que sucedió, lo cual honestamente, es bueno. No sé si puedo pensar en ello y no enfermarme. Después de que terminamos de comer, limpio la cocina junto con Yong. Es muy cómico y me hace reír.
Más tarde, me acurruco en el sofá debajo de una manta y veo la televisión junto a él. Agarra mis piernas y las acomoda sobre su regazo. Ese pequeño contacto es muy reconfortante. Vemos dos películas y las noticias, las cuales encuentro muy aburridas, pero Yong Hwa dice que es bueno saber lo que está pasando en el mundo. Finalmente, es tarde y bostezo.
— ¿Cansada? —pregunta él.
—Sabes, no debería estarlo. Dormí demasiado esta tarde —respondo viéndolo.
Frota mi pierna y replica.
—Has pasado por muchas cosas. Debes descansar.
—De acuerdo —suspiro levantándome—. Voy a lavarme los dientes.
—Sí, deberías —dice riendo. Me agacho y le golpeo el brazo. Sólo se ríe—. Ve, alístate para la cama.
Lo hago. Cuando salgo, Yong Hwa está poniendo una manta en el sofá. —Sabes, me siento mal de que tengas que dormir en el sofá.
— ¡Hey! Éste es un sofá grande. Me puedo recostar completamente. Es como una cama doble. Estoy bien —responde.
—Muy bien, buenas noches entonces —suspiro. Dándome esa sonrisa asesina suya, Yong Hwa dice. —Buenas noches cariño.

Se siente bien meterme a la cama. No sé por qué estoy tan cansada. Tan pronto como mi cabeza golpea la almohada, estoy fuera.
De repente, siento manos alrededor de mi cuello y trato de apartarlas. Trato de gritar, pero no puedo. Estoy viviendo todo de nuevo. Esta vez es peor. Trato y trato de escapar, trato de gritar, pero fallo. Finalmente, me levanto abruptamente en la cama, agarrando mi garganta.
No hay nada ahí y apenas puedo recuperar el aliento. Volteando veo que es la una de la mañana. Mi corazón va a un millón de kilómetros por hora y estoy aterrada. Llevo mis rodillas a mi pecho y las aprieto ahí. El tiempo pasa, pero el miedo no disminuye.
 — 

FUENTE: FanFics Cnblue 

Erika Muñoz

{picture#http://img07.deviantart.net/8612/i/2011/236/f/9/el_principito_by_momochiinwonderland-d47o291.png} Soy Erika, tengo 22 años y amo la fotografía y escribir historias. Mi libro favorito es "El Principito". Me encantan los k-dramas, así como la cultura y el idioma coreano. {facebook#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {twitter#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {google#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {pinterest#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {youtube#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {instagram#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL}

Mei Minasaki

{picture#https://68.media.tumblr.com/a4c988d93e8e705b95d301946dae8512/tumblr_ofk94o2iVN1vj7siio6_400.png} Devorando animes 24/7 :) {facebook#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {twitter#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {google#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {pinterest#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {youtube#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {instagram#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL}

Claudia Salas

{picture#http://thumbs.subefotos.com/7a8c65ed361254c39c6e6d5931d72bc3o.jpg} Peruana, estudiante de Psicología, adicta a los dramas y también a cantar y bailar, amante del Kpop y la cultura coreana + SM stan {facebook#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {twitter#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {google#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {pinterest#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {youtube#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {instagram#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL}

Mary ^_^

{picture#https://candyforears.files.wordpress.com/2010/09/c-n-blue-61.jpg} Tengo 18 años y soy colombiana, me gusta el kpop y los dramas en especial los taiwaneses, soy boice, realmente amo a cnblue, pero tambien me gusta mucho BTS, Boyfriend y Got7. Me gusta hacer nuevas amistades y gracias a el kpop he conocida muchas, y puedo decir que ha sido una de las mejores decisiones de mi vida. entre mis dramas favoritos podria destacar mi amada Eun Dong, School 2015, love now, vamos atrevete, beso travieso amor en tokio, el principe de la azotea, entre otros. {facebook#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {twitter#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {google#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {pinterest#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {youtube#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {instagram#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL}

Mitzuki Amane

{picture#http://40.media.tumblr.com/6a6f7970a8db67bdee52fadb62d402b0/tumblr_nor3z8CB4g1rcoad1o1_1280.png} ARMY. {facebook#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {twitter#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {google#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {pinterest#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {youtube#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {instagram#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL}

Diana

{picture#https://scontent.cdninstagram.com/hphotos-frc/t51.2885-15/e15/10784818_502286669908799_2131782765_n.jpg} Soñadora y adicta a los dramas. {facebook#https://www.facebook.com/dlaraallende} {twitter#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {google#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {pinterest#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {youtube#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL} {instagram#YOUR_SOCIAL_PROFILE_URL}
Imágenes del tema de merrymoonmary. Con tecnología de Blogger.